Vassalord
"Bienvenido al foro de rol Vassalord. Diviertete y adentrate en un mundo creyente de la religión e ignorante de los seres de la noche"



Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre Señor. Amén.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas Importantes
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Si deseas comunicarte con la administración, pincha sobre una de las imágenes para enviar un mensaje privado con tus dudas.
Estación del Año
Radio

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com
Últimos temas
» Mis más humildes respetos
Lun Abr 22, 2013 5:07 pm por ÁngelusDrakul

» Un tipo peligroso. -priv Kyoya-
Jue Dic 22, 2011 3:45 am por Dino Cavallone

» Es algo complicado [Priv-59]
Dom Oct 09, 2011 10:48 pm por Yamamoto Takeshi

»  Gwiezdny Krzyk
Dom Sep 04, 2011 5:40 pm por Yamamoto Takeshi

» Ficha de takeshi saburo
Dom Sep 04, 2011 5:37 pm por Yamamoto Takeshi

» ~ Dark City ~ Foro de Rol [ÉLITE]
Dom Sep 04, 2011 5:27 pm por Yamamoto Takeshi

» Sin City -Rol Yaoi-
Dom Sep 04, 2011 5:24 pm por Yamamoto Takeshi

» Instituto Tokubetsu
Dom Sep 04, 2011 5:22 pm por Yamamoto Takeshi

» Academy Himitsu (Rol Yaoi)
Dom Sep 04, 2011 5:21 pm por Yamamoto Takeshi

Foros Hermanos
Foros

Togainu no chi ROL

Derechos de Autor

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Comparte | 
 

 Never meant to belong... (Edouard)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 11:35 pm

Una parte de él quiso recibir más caricias, pero la otra necesitaba algo más profundo y personal que eso. Edouard no se dio cuenta en ningún momento de que esa pericia no era natural ni movida por un propio deseo, siendo, pues, movimientos enseñados que se limitaba a realizar buscándole placer. Sus ojos rojos se volvieron a fijar como dos ascuas ardientes en los de ella, notando un roce que él mismo favorecia con la cintura cada vez que se daba. Quería hacerlo, deseaba terminar de acortar esas distancias de una vez... pero esperó a que fuera ella quien se dejara caer despacio, cnentímetro a centímetro, sintiendo su interior al fin. Un ronco gemido escapó de sus labios cuando la penetración fue lo más profunda que podía ser, dejando que fuera ella la que se aclimtara a la sensación, puesto que no sabía cuanto tiempo podía haber estado sin sentir a un hombre:

-Por fin... Empezaba a pensar que no llegaría. -
Murmuró, alzándose sobre su cintura y terminando sentado, comenzanro a recorrer el cuello de ella a base de mordiscos y lametones, sus manos ahora entretenidos en acariciar sus pechos, masajeándolos con movimientos circulares, apretándolos y pellizcando ligeramente cuando lo creía oportuno. Buscó sus labios en cuanto pudo, devorando todos y cada uno de los centímetros que los conformaban, descendiendo sus manos ahora a sus nalgas, apretándolas y soltándolas...

Y, en mitad del beso, sin esfuerzo apenas, la alzó de ese mismo trasero, dejándola caer después... Y repitiendo, para su placer y el de ella, el movimiento de nuevo, creando una serie de embestidas profundas y delirantes, enterrando cualquier tipo de sonido en los labios de ella.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 11:59 pm

Tras volver aquella unión del todo profunda, Luna aguardó unos segundos, adaptndose a la situación. El miedo daba de vez en cuando algún coletazo, amenazando con salir, pero la serenidad que él le había otorgado con cada caricia y palabra, logró evitar que este se apoderase de ella. Hacía mucho que no sentía a un hombre y, por triste que sonase, era la primera vez en su vida que sentía a uno por voluntad y sin estar siendo forzada... Y quizá por eso llegado aquel punto, la joven immortal no supo qué hacer.

Así, Luna se quedó quieta, inmóvil, sus ojos castaños fijos en los de Edouard manifestando su clara desorientación. Se había movido para complacerle, basándose en su adiestramiento, pero... ¿Y ahora? Normalmente, llegado aquel punto, ella era tomada de forma violenta sin posibilidad de moverse, y nunca se había visto en la tesitura de tener el control de esa parte del acto sexual... Por eso, tan solo pudo arquearse y ronronear al sentir el recorrido de los labios de Edward por su cuello, mientras sus pechos se endurecían a cada caricia recibida, dejándose hacer.

Y de igual forma, siguió dejándose hacer cuando, tras descender hasta sus nalgas, Edouard la alzó por estas y la dejo caer, una y otra vez, saliendo totalmente de su interior para acto seguido volver a entrar de golpe. Sus gemidos, igual que los del vampiro, se quedaron enterrados en los labios contrarios, mientras ese beso proseguía...

...El problema era que también proseguía su desorientación, esa misma que la mantenía inmóvil, dejándose hacer como si de una muñeca en sus manos se tratara.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 12:06 am

Edouard se dio cuenta de que algo no iba bien. Luna disfrutaba, y la humedad constante de su intimidad entremezclada con los gemidos que provocaba así se lo hacían saber... Pero no había iniciativa o movimiento, siendo él el único que estaba haciendo algo. Se separó de sus labios, cesando al instante las subidas y las bajadas, dejándola dentro sin moverla. La alzó, como tantas otras veces y de la misma forma, del mentón, clavando sus ojos rojos en los de ella... Y, por primera vez, logró comprender lo que sucedía sin tener que preguntar y romper la magia que se estaba creando. Esbozó un amago de sonrisa, apartándose de paso el pelo ligeramente sudado del rostro, mordiendo su labio inferior y tironeando un poco del mismo para después soltarlo:

-No te preocupes... -
Dejó de estar sentado y pasó a tumbarse, apoyando ambas manos en los pechos de ella sin dejar de mirarla.- Creo que sé lo que te pasa. Y tiene una fácil solución: No pienses, luna... Olvídate de todo, de tu condición, de la mía, del mundo, la mansión, esta habitación.. De todo. Y en esa nada sabrás qué hacer con esto. -La aconsejó, decidido a esperar como había prometido pese a estar sumamente excitado y con la respiración acelerada.- Así que tómate tu tiempo... El mundo es nuestro y nadie nos espera, chérie. -Susurró en francés la última palabra, acomodándose debajo de ella mientras acariciaba sus pechos con insuitada suavidad entremezclada con dulzura...

Edouard quería a una mujer, y como tal quería que se comportara en la cama: Libre.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:07 am

De todo lo que Luna pudo esperarse en aquellos momentos, lo que sucedió no fue una de esas cosas. Sin que hubiera podido verlo venir, Edouard cesó en sus movimientos, y con estos, también finalizó el beso. Y cuando él la alzó del mentón, en ese gesto que se había convertido en uno tan significativo, ella supo que se había percatado de que algo no funcionaba... Le sostuvo la mirada, incapaz de apartarsela y negar una vez más algo evidente, como tantas otras veces sí había hecho, y dejó que leyera la confusión en sus ojos. Emitió un pequeño gemido ante el mordisco tironeante de su labio, sin dejar de mirarle, atendiendo a todo lo que él dijo...

¿Cómo podía ser así, tan bueno? ¿Y cómo podía haber sido ella tan miserable de creerle un simple monstruo, un mero fantoche, cuando le conoció? La comprensión que mostraba hacia ella, cuando se tumbó y comenzó a acariciar de esa forma tan dulce sus pechos, en cada una de esas palabras, se le antojó demasiada, más de la que se merecía... Sonrió entonces, dispuesta a intentar dejarse llevar, a no pensar en nada más que en ellos dos y en su momento, sin que nada de lo que les rodeaba pudiera tener cavida.

Así, Luna consiguió empezar a moverse. despacio, una, dos y tres veces... Y lo intentó, intentó con todas sus fuerzas darle una intensidad a esos movimientos, olvidarse de todo... Pero era como si, a cada movimiento de cintura, algo la golpease en su mente, negándose a permitirle ese olvido, impidiendo que se dejase llevar...

-No... -Susurró entonces, deteniéndose en seco, con la frustración leyéndose en su mirada- No puedo... -Dijo, agachando la cabeza- No sé hacerlo... -Cerró los ojos, conteniéndose, maldiciéndose por estar rompiendo la magia que los había envuelto- Lo siento... Lo siento, de verdad...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:19 am

Dejó que Luna intentara asimilar lo que le había dicho, intentando expresar con su mirada que no importaba un posible rechazo o una incapacidad, que estaba dispuesto a enseñarla si ella realmente lo deseaba. Los jadeos volvieron a iniciarse cuando ella comenzó a moverse de forma tímida y aparentemente continuada, pero, al final, no fue capaz, y ella misma se encargó de manifestarlo con palabras. Notaba la vergüenza en la mirada chocolate de ella, entremezclada con la culpa y el arrepentimiento. Edouard no supo ver el motivo de la disculpa, pareicéndole demasiado absurdo que lo hiciera por ello. Frunció el entrecejo, pensando entonces, atando aún más cabos y alcanzando mayores conclusiones, quedándose, de entre todas, con una.

¿Cómo iba a hacerlo si, al parecer, nadie la había tratado así? Edouard no imaginaba hasta que punto esa pregunta era tan cierta, pero sí intuía que su anterior amo, por las marcas que había dejado en su cuerpo, la había forzado hasta la saciedad y de mil formas diferentes. El anciano vampiro dudó durante unos instantes, tentado por una parte de terminar de romper el momento y dejarlo para otra ocasión, centrándose en otra cosa... pero algo le decía que no les haría ningún bien, favoreciendo su compleja personalidad y el cierre de la misma.

Y quizá fue eso lo que le hizo actuar como actuó, o quizá el mero deseo de enseñarl entremezclado con quererla. Fuere como fuere, Edouard, de nuevo, sonrió. Negó una única vez con la cabeza, dejando de acariciar sus pechos y llevando las manos a la fina cintura de ella. No la movió ni la balanceó favoreciendo el placer, no... Lo que hizo fue voltearla y dejarla tumbada en la cama, con él encima. La miró fijamente mientras se colocaba entre sus piernas, sin borrar ese amago de sonrisa tan enigmática como seductora:

-No te preocupes... Iremos por partes. La primera de todas es que... -
La punta de su miembro rozó la entrada de ella, incitando lentamente, entrando mínimamente pero sin completar del todo la unión.-...Te familiarices con algo así... Y quizá sea yo el que deba... -Terminó por entras, despacio y centímetro a centímetro, escapando de entre sus labios otro ronco gemido.-...Enseñarte... -Si no sabía, la enseñaría, y si no podía, juntos lo superarían...

Pero a lo que no estaba dispuesto era a dejar que esa flor se marchitara entre las venenosas nubes del miedo y los recuerdos.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:46 am

De nuevo, Edouard logró trastocar todas sus arraigadas bases cuando, como toda respuesta, lo primero que encontró Luna fue una sonrisa. Ella estaba deteniéndose, deteniendo así su disfrute y su placer, por culpa de sus miedos... Y él lo que hacía entonces, era sonreír y negar con la cabeza, como si no sucediera nada. Una vez más se sintió miserable por como le había juzgado la primera vez, llegando a creer que sería desdichada a su lado cuando él marcó las posiciones y directrices iniciales, que ahora habían terminado por romperse... ¿Cómo podía haber pensado así de él, de alguien que lejos de hacerla desgraciada, estaba dándole una felicidad que nunca había tenido?

Luna se dejó voltear, sintiéndose entre sus brazos tan ligera como una pluma, incapaz de borrar la culpabilidad y la vergüenza de sus ojos castaños. Fijos en los de Edouard, estos parecían querer dejarle clara una disculpa muda, por más que él le dijera que no debía preocuparse... ¿Y cómo esperaba que no se preocupara, cuando estaba volviendo lento, pesado y a trompicones, algo que debería der ser capaz de darle sin más? Casi pensó, en su miseria, que todo habría sido más sencillo si hubiera tenido que entregarse a él como a su amo, a su dueño y señor, y no como al hombre al que quería... Porque de esa forma, solo habría tenido que dejarse hacer y hundirse más en su desgracia, y al fin y al cabo, quizá era eso para lo que estaba hecha ella, ¿no? Fue un pensamiento fugaz, sí, pero suficiente como para hacerla sentir todavía peor...

-No lo entiendes... -Susurró avergonzada de sus propios pensamientos- Yo no soy buena para ti. Yo no estoy hecha para algo como esto... No... Yo... Estoy demasiado acostumbrada a... -No llegó a terminar porque, como tantas otras veces, él logro tirar abajo todas esas barreras que de nuevo había levantado su miedo: Las destrozó, llegando hasta ella y volviendo a sacarla a flote...

Luna le sintió entrar, lento y calmado, asegurando que él la enseñaría... Y entonces, llevando ambos brazos al musculado torso de Edouard, rodeó este, abrazándole y pegándole más hacia ella para volver aquella penetración más profunda...

-Tómame... -Susurró entonces, estremeciéndose al sentirle entrar del todo- ...Enséñame.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:56 am

No existían costumbres en ciertas cosas, y el sexo era una de ellas. Una persona podía pensar que estaba acostumbrada a algo, llegando incluso a crreer que era merecedor de ese trato, pero siempre podía encontrar alguien que le hiciera ver las cosas desde un prisma diferente... Y Dios, o eld estino o lo que fuera había decidido que fuese él el prisma de Luna, que fuese él quien le enseñara si ella lo deseaba...

"Tómame... Enséñame." No hizo falta nada más para que su mente dejara de pensar en lo correcto e incorrecto, viendo nada más que beneficios a lo que estaba haciendo. La joven pegó su pequeño cuerpo al de él, profundizando una entrada que se volvió completa. Con una de sus manos Edouard le apartó el pelo del rostro, dejando visible el mismo, rasgos suaves y aniñados enmarcados por dos ojos grandes y castaños que ahora parecían decir muchas más cosas... Y fue entonces, mientras la contemplaba, cuando su cadera dio el primer giro, creando la primera embestida por su parte.

Comenzó a moverse, a entrar y salir de su interior en una caótica danza... Y caótica en el sentido más literal de la palabra. No existía un orden ni forma preestablecidos, no habían directrices ni modelos a seguir por mera costumbre o automatismo... Tan pronto estaba dándole algo lento y profundo como cambiaba a algo más rápido, pasional y constante, todo enmarcado con la dulce melodía de los jadeos y los gemidos que de sus labios escapaba. Así, Edouard enseñó con el ejemplo y la práctica, disfrutando sobremanera de ello, no podía negarlo...

Pero lo que más le importaba era la joven que tenía entre sus brazos, con las piernas abiertas y totalmente entregada a él.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 3:40 pm

Luna sonrió cuando Edouard le apartó el pelo de su aniñado rostro, mirándole con esos grandes ojos color chocolate en los que todo estaba dicho sin palabras. Se podía leer felicidad, pasión y excitación, entremezcladas con gratitud, cierta vergüenza, dulzura y, por encima de todo eso, entrega... Se sentía total y completamente entregada al hombre que tenía delante, de una forma que ni las cadenas que él poseía podían haber logrado que se entregara. Su entrega iba más allá de las cadenas que convertían a Edouard en su dueño, iba más allá del cuerpo que él estaba poseyendo, porque lo que Luna le había entregado y él ahora estaba tomando, era su misma alma...

Emitió el primer gemido cuando la primera embestida se hizo notar, comenzando a temblar de placer bajo las manos del vampiro. Ella seguía abrazada a él, y pronto sus manos comenzaron a aferrarse a su espalda, acariciándole como si se le fuese la vida en ello, ascendiendo hasta su nuca y, finalmente, aposentándose una a cada lado de su perfecto rostro. Comenzó a acariciar este con la más dulce veneración, sus ojos siempre fijos en los de él, entre gemidos que pese a ello la instaban a cerrarlos. Cada cambio, de la más intensa profundidad a la más calmada lentitud, la hacía estremecer, volviendo imposible tomarse aquello como un adiestramiento, porque no lo era... Era una entrega, un aprendizaje, y una forma de sentir que jamás había experimentado.

Y así, casi sin darse cuenta, Luna empezó por fin a moverse. Poco a poco, comenzó a ir siguiendo los cambios que Edouard iba marcando, tratando de seguirle en su rápidez y acompasándose a él en su lentitud. Se estaba dejando llevar, eso era un hecho, y por si fuera poco, sus siguientes palabras lo confirmaron:

-Edouard... -Su nombre escapó de entre sus labios, entre suspiros y gemidos entrecortados- Edouard yo... -Acercó más ambos rostros, profundizando su mirada y sin dejar de acariciarle- ...Te quiero.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:09 pm

Todo pareció congelarse en cuestión de instantes. Sus ojos rojos se quedaron fijos en los chocolate de ella, cada segundo eterno y sumamente placentero. Luna comenzaba a seguir sus embestidas, dejándose llevar como él había dicho que la enseñaría, generando un mayor placer si cabía en ambos cuerpos. Los gemidos de Edouard comenzaron a hacerse más audibles conforme las embestidas se complementaban con la cadera de ella...

Y, sin embargo, sus ojos parecían haber viajado a otro lugar muy distante con las dos últimas palabras de la joven. "Te quiero." Todo parecío perder importancia, incluso su propia existencia, cuando escuchó esa liberación de sentimientos hacia él. Ladeó el rostro, sintiendo como la congoja y la cofnusión aumentaban en su interior de forma exponencial. Su corazón, marchito, le dictaba una cosa, mientras que su razón parecía dictarle otra...

"Te quiere. Pero tú no puedes quererla, lo sabes, ¿verdad? No mereces amar, no después de lo que sucedió... No lo has olvidado, ambos lo sabemos. Eres un monstruo, y tu sino es recibir odio por parte de personas como ella... No le convienes, le harás daño, le causarás dolor y sufrimiento. Buscarás herirla, alimentarte y matarla cuando no puedas controlarte y, entonces, te pasará como con ella... ¿Lo recuerdad, verdad? Esas palabras de desprecio, la decepción en su mirada... Claro que lo recuerdas, Edouard. Soy tu miedo, tu miedo más profundo y arraigado... Y tú, eres un monstruo."

El caos interno iba in crescendo, una dura batalla entre sus más profundos miedos y la necesidad de decir algo totalmente diferente, dispar y complementario a lo de Luna... Y, al final, cediendo la única gota que esperanza, de luz, que le quedaba en su alma, la balanza se declinó:

-Y yo... -
Y con esa última palabra, como si al decirlo se hubiera sentido totalmente liberado, estalló a la primera embestida, derramando su esencia en el interior de la joven con un profundo gemido que enterró en sus labios, dejándose caer después, jadeante y exhausto...

Y no precisamente por el esfuerzo de lo que acababa de hacer. La estrechó entre sus brazos, incapaz de decir nada más, dejando que esas sensaciones positivas borraran la mierda de su ser.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Dom Feb 27, 2011 4:27 pm

Luna siguió dejándose llevar, entregada completamente al hombre que ahora la poseía, siguiendo cada ritmo y cada embestida que él marcaba. Sus propios gemidos se volvían más y más audibles, casi siguiendo una armonía con los del propio Edouard. Nunca, en toda su mísera existencia, había experimentado un placer como este, un placer voluntario y que no se debía a que su cuerpo hubiera cedido a la perversión y terminado por reaccionar de forma grotescamente natural a las violaciones. Jamás había existido un deseo, una entrega sincera, y un disfrute pleno, como él que había ahora...

Sin embargo, no pudo evitar percatarse de que algo se había empañado en la mirada del vampiro. Era como si una parte de él estuviera ya en otra parte, como si sus ojos se hubiesen vuelto ausentes y ya no correspondieran a los suyos propios. Luna frunció el ceño, confundida, mientras su cuerpo seguía entregado a seguirle en cada movimiento, y sus labios incapaces de emitir algo que no fueran placenteros gemidos... Y justo cuando iba a hacer un esfuerzo por lograr articular una pregunta, por intentar entender qué le sucedía, vinieron esas dos palabras...

"Y yo...", dijo él, estallando entonces en su interior... Y como si hubiese accionado algún tipo de resorte, justo antes de sentir ese estallido, ella también terminó por explotar justo cuando le fueron dichas esas dos palabras. Se arqueó con fuerza, y casi pareció chillar de placer, cuando su cuerpo volvió a caer sobre la cama, entre profundos estremecimientos...

Y entonces, cerrando los ojos, enterró unos instantes el rostro en el hombro de Edouard, correspondiendo a su abrazo en un plácido silencio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Lun Feb 28, 2011 12:49 am

Su respiración tardó varios segundos en estabilizarse, pero poco le importó alanciano vampiro en aquellos momentos. Era como si el mero hecho de existir hubiese dejado de ser relevante entre los pequeños brazos de Luna. Disfrutaba de cada instante, de cada respiración que le brindaba, de la sensación de estar en su interior con ambas semillas entremezclándose, del fino sudor que perlaba sus cuerpos y que los pegaba como si únicamente fueran uno...

Pero como todo placer tenía que tener un final para que fuera eso, un placer, el momento terminó por romperse. Edouard salió lentamente del interior de la joven, rodando a un lado en un grácil y elegante movimiento, quedando tumbado boca arriba contra la cama. Ya estaba dicho todo, ya no habían secretos entre ambos, y lo que tenía claero era que no era su sierva, ni su sirvienta... Era otra cosa, aunque tampoco supo identificarlo ni atreverse a preguntar.

Así, estiró uno de sus brazos, pasándolo por debajo de la espalda de ella, estrechándola contra sí mismo, como si, así, pudiera protegerla de la oscuridad de su propio corazón. El vampiro ladeó el rostro, aspirando el aroma de Luna entremezclado con el del sexo, un aroma que se le antojó una delicia... Cayó durante esos instantes en que ese placer oral de antes tampoco había sido natural, pero fue algo que después de lo sucedido olvidó con suma rapidez, limitándose pues a lanzar una única pregunta, algo estúpida y más propia de su habladuría, una habladuría que en él era natural aunque la forzara hasta el límite:

-¿Qué has aprendido...?




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Lun Feb 28, 2011 1:42 am

Los segundos en los que, mientras sus respiraciones se normalizaban y sus esencias se entremezclaban, Edouard permaneció a su lado después del orgasmo, se le antojaron los más dulces que había vivido nunca. Tanto, que no pudo evitar hacer unn mohín, emitiendo un pequeño quejido casi infantil. Sí, comprendía que todo tenía su final pero... Era la primera vez que se sentía así, que disfrutaba plenamente de un acto como aquel, y le apenaba que este terminase.

Sin embargo, se dejó estrechar contra él y, tan pequeña como era, casi cabía entera en ese brazo. Apoyó la cabeza en su hombro, alzando el rostro hacia él y aovillándose, de forma que su tamaño a lo largo era el del torso de Edouard. Cerró los ojos unos instantes al sentir como él aspiraba su aroma, ese aroma dulce y puro pero a la vez animal, que ahora se entremezclaba con el del sexo y el del propio vampiro...

Y entonces, ante su pregunta, no pudo evitar ronronear, pegándose más todavía a él si es que era posible. Abrió los ojos, con las mejillas encendidas y algo sonrojadas, y mirándole con una sonrisa de niña traviesa en el rostro:

-Movimientos de cadera... Seguro que me serán muy útiles cuando practique esgrima -Respondió, medio en broma, para después tornar más seria su expresión- Realmente... He aprendido que se puede disfrutar plenamente con esto, sin que sea algo sucio ni doloroso... Yo nunca... -Bajó la mirada, avergonzada- ...Nunca había sentido a un hombre por propia voluntad, ni experimentando un placer deseado... Nunca lo había hecho sin ser una especie de muñeca sexual con la que mi dueño pudiera jugar a su antojo... -Hizo una breve pausa, antes de volver a atreverse a mirarle- Creo que ha llegado la hora de que sepas algo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Lun Feb 28, 2011 2:08 am

El ronroneo ante su pregunta pareció excitarle mínimamente, aunque al ya encontrarse saciado en ese aspecto no necesitó nada más. Y su cuerpo pareció predecir con eso lo que estaba por venir, puesto que, tras la broma inicial, la seriedad volvió a aparecer en el aniñado rostro de Luna, sus ojos castaños de nuevo fijos en él, correspondido por los borgoña propios y con el amago de sonrisa pintado en la cara...

Un amago de que se fue borrando gradualmente conforme escuchó hasta la final confesión, o mejor dicho el antícipi. Muchas fueron las sensaciones que innvadieron el corazón y la mente de Edouard. Sus peores pronósticos se cumplieron ante las palabras de Luna, convirtiéndose en realidad. Nunca había sentido a un hombre por voluntad propia, algo que Edouard no se esperaba, pensando el vampiro que hacía demasiado tiempo... Pero nunca era un término mucho más dolorosos y cruel, porque ello implicaba que todas las manos que pasaron por ese cuerpo lo forzaron sin piedad alguna.

La culpa también atormentó cada fibra de su ser al pensar en lo que sucedió en la cocina. Él había estado a punto de tratarla como otro juguete sexual al ver las vistas desde abajo, de bajarla del taburete y ponerla contra la encimera para después atisfacer sus deseos más carnales y rastreros... Y la idea de verse así tras lo que acababa de escuchar le hizo sentirse sumamente miserable. Sin embargo, hubo algo de luz en todo aquello, una esperanza a la que Edouard se agarró con tal de no caer: No había llegado a hacerlo, se contuvo y lo evitó, habiendo obtenido ahora el amor de una mujer, y eso fue lo que provocó que la sonrisa volviera a aparecer, siempre enigmática y con ese tinte pícaro ahora más atenuado por la comprensión de la que hacía gala:

-Nunca es tarde para sentir cosas nuevas... Ni para olvidar las penurias del pasado, Luna, y yo de eso, créeme, sé mejor que nadie... Ahora estás aquí, conmigo, y nadie te tocará a no ser que tú no quieras, nadie te hará daño... -
Una de sus manos comenzó, como antes, a acariciar el cabello de ella, enterrando los dedos entre las hebras pelirrojas y jugueteando con cada mechón.-Ahora, puedes contarme lo que quieras.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Lun Feb 28, 2011 2:51 am

Luna no llegó a leer la culpa en la mirada de Edouard, algo que quizá fuera mejor por el momento, pues es difícil saber cuál habría sido su reacción si se hubiera enterado de los pensamientos que por la cabeza de este pasaron. Se quedó más con el dolor que pareció sentir ante la evidencia que había averiguado, y sobretodo, con la comprensión de su sonrisa y sus posteriores palabras. Cada una de ellas hizo mella en su corazón, clavándose hondo y aumentando el sentimiento ya de por si grande que tenía por él...

-Edouard... -Dijo, correspondiendo a su sonrisa y estremeciéndose ante las caricias que él daba a su larga cabellera. Esta ahora le caía por un lado del cuerpo y, aovillada como estaba, casi podía hacerle de media sábana, pues cubría parte de sus muslos y se extendía en su costado. Alzó el rostro hacia él, negando ligeramente con la cabeza- ¿No se supone que soy yo quién debería decir eso? Al fin y al cabo los servant debemos proteger la vida de nuestro amo con la propia... Es nuestro sino... -Suspiró, ensombreciendo su mirada- ...y de eso precisamente va mi historia...

Hizo una breve pausa, en la que una de sus manitas comenzó a acariciar el dorso de la mano perteneciente al brazo con que Edouard la abrazaba. Sus pequeños dedos reptaron por los nudillos de él, entrelazándose finalmente. Así, se armó de valor, y entonces, comenzó a hablar:

-Yo nací en una familia noble de la Toscana Italiana, en Sienna... Eran muy importantes y de hecho, tenían su propia línea de servant, de la que yo provengo, que incluso recibía el apellido de la familia por comodidades legales... -Comenzó, casi con nostalgia en la voz- Sin embargo, la situación en las últimas décadas se había vuelto más precaria, y yo vine al mundo cuando esa familia antaño numerosa había menguado... Así, por caprichos del destino, yo perdí a mi madre, que murió intentando proteger al hijo mayor de la familia, y por tanto, yo fuí entregada a este... Mi primer amo -Su voz se tiñó entonces de una extraña añoranza, mientras sus ojos castaños volvieron a brillar- Era muy pequeña, demasiado para servirle, pero a él no pareció importarle cuando me acogió... Casi me trató como a una hermana, educándome, enseñándome a leer y escribir, a tocar el violín, e instruyéndome en el arte de la espada... Los años pasaron y digamos que me fuí dando cuenta de que no le quería precisamente como a un amo, ni a un hermano... Hasta el punto de que le prometí mi virginidad porque al fin y al cabo, yo era suya... ¿Quién iba a ser mejor? -Se encogió de hombros con simpleza, como si realmente servir a alguien le volviera su pertenencia... Pero ambos sabían que esa era la visión existente entre vampiros e immortal- Sin embargo la felicidad no suele durar eternamente y... Su hermano menor, celoso de él y ambiciando hacerse con todo el poder económico de la familia, le tendió una emboscada dispuesto a asesinarle... Yo era una niña, no estaba capacitada para complacer a un hombre... Pero sabía manejar la espada mejor que hombres que me triplicasen la edad, y por supuesto, luché para proteger la vida de mi señor, para darle la oportunidad de huír y salvarse... -De repente su voz pareció volverse rota, como si contuviera el llanto- ...Pero en el último momento, él se interpuso, llevándose el golpe de gracia y muriendo en el acto... Y entonces, horrorizada, esperé a que su hermano se apidara de mí y me matase... Acababa de perder todo mi honor, al fracasar en proteger la vida de mi amo y morir por él... ¿Para qué vivir? Lo más piadoso que se me podía dar era una muerte honorable a manos del asesino de mi amo... -Explicó, intentando hacerle comprender su punto de vista, el que estaba en su naturaleza- Sin embargo no me mató, e hizo algo mucho más humillante: me marcó como suya, posicionándose como mi nuevo amo... Y cuando le pedí permiso para acabar con mi vida, para suicidarme y acompañar a mi antiguo señor al otro lado, me lo negó, quedando claro que si me quitaba la vida sería sin honor y condenada al fuego eterno... Y entonces, me llevó a la fuerza con él, encerrándome en su sótano, en la eterna oscuridad, donde perdí la cuenta de los días, de las semanas y los meses, y finalmente, no sé si pasaron años... Solo sé que cuando me violó la primera vez, apenas acababa de tener mi primera sangre y seguía siendo una niña... Y que fueron muchas más, en esa oscuridad, de la que solo salía cuando él requería de algún otro de mis servicios... O cuando tenía invitados en alguna fiesta y quería compartirme con ellos... Y al igual que él, ellos también se excitaban únicamente si escuchaban mis gritos de dolor mientras me tomaban de las formas más humillantes y grotescas posibles... -Las lágrimas ya surcaban su rostro, y su mirada se había perdido en algún lugar lejano de la estancia, o más allá de esta- No sé ya como logré escapar, solo recuerdo que lo hice dejando el rastro de sangre de algunos de sus amigos y que mientras él intentaba evitar ese desastre, yo huí lejos... Y fuí recogida por unas monjas, que me dijeron que todo había terminado... Y yo las creí, dejándome llevar al horfanato... -Siguió llorando, en una pequeña pausa, antes de proseguir- Allí lo primero que hacían era comprobar si eramos vírgenes, en cuyo caso, enseguida encontraban una "familia" para nosotras... A las demás cada domingo nos llevaban a misa, ante los curas que mantenían el orfanato y pagaban su salario, y entonces, tenían lugar las "confesiones"... Eramos violadas de la peor forma, en grupo o por separado, flageladas y castigadas, y según ellos debíamos beber de su semilla para beber del perdón de Dios y ser purificadas por dentro... Y así pasaron años, puesto que aquellos supuestos padres adoptivos solían comprar solo a las vírgenes... Pero un día me dijeron que me habían encontrado una familia... -Empezó a temblar, con algo parecido a la ansiedad, pero más controlado- Era él, me había encontrado, y mis peores pesadillas parecieron revivir... Y no pude soportarlo tanto tiempo. Le desafié, intenté matarle, me rebelé contra él pese a que fuese mi amo... Pero sólo conseguí herirle y ganar el tiempo suficiente para escapar... -Todo su cuerpo había comenzado a agitarse, en un llanto que ahogaba su voz, viéndose evidente y cercano el final de aquella terrible historia- ...Sobreviví de un lado para otro, en aviones y trenes de mercancías, incluso en camiones de transporte comercial... Llegué a robar, a mendigar y, en las peores ocasiones, a vender mi cuerpo a hombres de bastante edad que veían en mí a una niña, y satisfacían así sus perversiones más retorcidas y asquerosas... Y así fue como llegué hasta aquí, hace apenas unas semanas... -Le miró de nuevo a los ojos, presa del llanto y el miedo, miedo tanto a su pasado como a un posible rechazo- Y entonces apareciste tú, como un ángel caído... -Sonrió entre lágrimas y temores- ...Mi ángel.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Lun Feb 28, 2011 4:25 am

Edouard aguardó dejando que Luna entrelazara sus pequeños dedos con los suyos, una clara señal de que lo que iba a contarle no era precisamente un cuento de romanticismo y sueños cumplidos. Se esperaba ya de por sí algo bastante atroz habiendo visto las cicatrices que perlaban su menudo cuerpo y los automatismos que la joven poseía aún con su, en opinión propia, corta edad...

Pero no se esperó, ni por asomo, todo lo que oyó. Edouard aguardó en un total y completo segundo plano a que Luna se desahogara, a que le contara todo lo que le tenía que contar, a escuchar esa historia digna de relato de terror, perversión y lujuria en el peor sentido de la palabra. No parecía salir de su asombro a cada nueva experiencia que contaba la joven. Al principio vio nostalgia en esos ojos castaños, la nostalgia de un primer amo que le dio un trato digno y justo, enseñándola incluso todo lo que ahora le sabía.

Conocía las normas dentro de los sirvientes, y no pudo evitar recordar a cierta persona cuando explicó que él dio la vida por ella, deshonrándola como immortal que era. Sus ojos adquieiron un tinte nostálgico y cargado de pena, recordando a ese joven que logró cautivar su corazón... Y que corrió un fatal destino por ello. Volvió en sí prácticamente al instante, justo en el momento en el que una historia triste se convertía en una de terror.

Lo primero que sintió conforme escuchaba, recorriendo todas y cada una de las fibras de su ser, fue un odio atroz e inhumano hacia ese ser despreciable que la mancilló por primera vez y las de después. No sabía siquiera de su existencia más que por las palabras que entre lágrimas le iba narrrando, pero no necesitaba nada más para tenerlo en su lista de enemigos. ¿Cómo se podía dañar algo tan frágil, tan... Puro? Y, sin embargo, lo siguiente que sintió fue asco, un asco terrible y repentino hacia sí mismo, un asco que se vio incrementado cuando, ya en pleno llanto y desahogo, Luna comentó su estancia en un orfanato. Terrible, grotesco y repugnante eran adjetivos que se quedaban cortos a la hora de expresar lo que le pareció. ¿Realmente existía algún Dios allá arriba permitiendo eso en su nombre...? No quería imaginárselo, no quería imaginarse ese cuerpo que tenía entre sus manos siendo mancillado, esa boca siendo invadida por la esencia de un ser retorcido y cruel, no...

La joven temblaba entre sus brazos, presa de un llanto que solo las pesadillas vividas podían causar. Edouard aguardó a que todo terminara con ese final espeluznante, esa huida del ser de pesadilla que era su amo... Y entonces la estrechó entre sus brazos de nuevo, aún sintiendo asco por su propia persona, por lo que estuvo a punto de hacer, por lo que pensó en cuanto la vio... Y tal fue la sensación, que no pudo evitarlo:

-Yo... Luna... Tengo que reconocerte que te imaginé de esa forma cuando te vi... Te imaginé como una sirvienta con la que podía complacerme si me apetecía, como un juguete... Jamás te habría heccho daño ni tratado como esos seres abominables, pero... -
Su voz salió más rasgada y rota, presa de una inevitable tristeza.-...Lo pensé. No me hace diferente a ellos, ni menos monstruoso... Lo siento, Luna, lo siento por todo lo que has tenido que vivir. Pero ahora estás a salvo, a mi lado... Ya no te veo de esa forma, no desde lo sucedido aquella noche... Yo te quiero.

Zanjó, reafirmándose en ese sentimiento tan poderoso, el amor, para lograr calmar ese llanto y refrenar sus ganas de llamarse de todo a sí mismo, de destrozarse aún más si cabía... Pero fue esa última afirmación de ella la que generó el cambio. Era su ángel, caído o no, y no un monstruo... Y no podía desistir y rendirse, no podía, y no podía porque, ahora, tenía algo por lo que luchar y seguir viviendo.

Muchas cosas habían sido dichas, y otras tantas eran evidentes con lo que acababa de suceder entre ambos... Y por ello mismo Edouard acalló cualquier tipo de respuesta con un apasionado beso, dejando que todo lo expresado anteriormente fluyera en un único y portentoso torrente de emociones. La miró fijamente segundos después, recostándola de nuevo contra su pecho, sintiendo la calidez de Luna, de su luna...

Dejando que, por una noche, durmiera segura entre sus brazos, una noche que volvería a repetirse, y otra, y otra, y otra... Así, hasta la misma eternidad.


TEMA CERRADO




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   

Volver arriba Ir abajo
 
Never meant to belong... (Edouard)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2
 Temas similares
-
» Henri Édouard Naville

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vassalord :: Ciudad "Sacramento" :: Zona Residencial :: Mansiones-
Cambiar a: