Vassalord
"Bienvenido al foro de rol Vassalord. Diviertete y adentrate en un mundo creyente de la religión e ignorante de los seres de la noche"



Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre Señor. Amén.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas Importantes
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Si deseas comunicarte con la administración, pincha sobre una de las imágenes para enviar un mensaje privado con tus dudas.
Estación del Año
Radio

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com
Últimos temas
» Mis más humildes respetos
Lun Abr 22, 2013 5:07 pm por ÁngelusDrakul

» Un tipo peligroso. -priv Kyoya-
Jue Dic 22, 2011 3:45 am por Dino Cavallone

» Es algo complicado [Priv-59]
Dom Oct 09, 2011 10:48 pm por Yamamoto Takeshi

»  Gwiezdny Krzyk
Dom Sep 04, 2011 5:40 pm por Yamamoto Takeshi

» Ficha de takeshi saburo
Dom Sep 04, 2011 5:37 pm por Yamamoto Takeshi

» ~ Dark City ~ Foro de Rol [ÉLITE]
Dom Sep 04, 2011 5:27 pm por Yamamoto Takeshi

» Sin City -Rol Yaoi-
Dom Sep 04, 2011 5:24 pm por Yamamoto Takeshi

» Instituto Tokubetsu
Dom Sep 04, 2011 5:22 pm por Yamamoto Takeshi

» Academy Himitsu (Rol Yaoi)
Dom Sep 04, 2011 5:21 pm por Yamamoto Takeshi

Foros Hermanos
Foros

Togainu no chi ROL

Derechos de Autor

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Comparte | 
 

 Never meant to belong... (Edouard)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 1:08 am

Ultimamente, sus despertares eran confusos. El sol ya empezaba a teñirse de rojo en el cielo cuando, todavía con algo de cansancio en el cuerpo, ella abría los ojos. Incorporándose en la cama, viendo lo oscuro que estaba todo, recordaba que se había ido a dormir poco después de comer, y se daba cuenta de lo confusos que estaban empezando a ser sus horarios: Tan pronto aprovechaba un día al máximo, yéndose a dormir cuando él despertaba, como vivía en la noche y se acostaba cuando el sol salía...

Luna se arqueó, conteniendo un bostezo. Tenía agarrada la pesada cortina de terciopelo entre los dedos, y asomaba tan solo un lado de su rostro hacia el exterior, observando el cielo rosáceo y azul. Enseguida la soltó, dejando que volviera a cubrir toda la ventana, siempre por si acaso: sólo en la noche estaba permitido descorrerlas del todo. Encendió entonces la lampara de la mesilla, que iluminó tenuemente la pequeña habitación, y con otro bostezo, saltó de la cama, yendo al baño.

Regresó de este al cabo de unos minutos, con gotitas de agua perlando su recién lavado rostro, y su larga cabellera rojiza suelta, pues acababa de ser cepillada. Suspiró cerrando la puerta, y arremangándose ligeramente el camisón blanco, de aspecto ciertamente victoriano, en actitud pensativa. Su amo todavía no se había despertado, y contaba con un tiempo para si misma del que no había esperado disponer hoy... Y tenía que buscar en qué invertirlo, porque de lo contrario se pondría a pensar, y el dolor y la tristeza ganarían demasiado terreno.

Dolor y tristeza... Eso era lo que necesitaba liberar. Y así, aprovechando su intimidad, Luna se agachó bajo la cama, sacando de esta el enfundado Stradivarius. Liberándolo de la funda, se lo colocó en la posición correcta, sosteniendo el arco con soltura. Cerró los ojos, dejando que tanto tristeza como dolor diesen rienda suelta a su interior, invitando también a la melancolía a unirse a aquella solitaria velada...

...Y entonces, empezó a tocar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 1:23 am

Habían sido los días más extraños de su vida y, en cierto modo, no le extrañaba. Tras aquella mágica noche algo le impedía volver a mostrarse de forma completa hacia ella, algo que identificó en esos tres días que estuvo totalmente alejado de la mansión, centrándose en asuntos de trabajo que se convirtieron en un incordio por las constantes vueltas que le daba en la cabeza al asunto que tenía con Luna, no, Spada... Ya ni sabía como llamarla. Era un monstruo al fin y al cabo, un ser que se alimentaba de la sangre de los demás y que disfrutaba manipulando y observando la decadencia de la humanidad. ¿Cómo, entonces, podía permitirse estar con alguien como ella, demasiado inocente y en su opinión pura...? No había cabida para un "ellos" en ese mundo, y eso era algo que al mismo Edouard le costaba digerir, sobretodo porque veía la tristeza en los ojos de la joven, la vio cuando se marchó, y la vio ayer noche cuando regresó para después descansar...

Y ni eso había hecho. Se había levantado más temprano que de costumbre, y los rayos de sol aún despuntaban en el exterior. Ni siquiera había anochecido. Edouard se levantó como siempre, rígido y por mero automatismo, realizando las tareas pertinentes de asearse y despejarse, aunque esto último no fue necesario, ya estaba bastante despejado. Se vistió con una simple camisa de lino y unos pantalones oscuros, decidiéndose por ir descalzo... Pero, ¿a donde? Cuando se paró en el umbral de la puerta no supo qué hacer. Se quedó pensando, dubitativo entre unas cosas y otras, mirando a su alrededor: El órgano descansaba, imponente y majestuoso, en la pared opuesta a la de la cama. El amplio ventanal se encontraba ahora con las cortinas corridas, sumiendo a la habitación en la penumbra... Y la cama estaba deshecha. Su mente no necesitó nada más para obtener una excusa, por estúpida que fuera, para hacer aquello que su alma deseaba.

Por ello mismo tomó una dirección. Subió las amplias escaleras con pasos gráciles y sumamente sigilosos, doblando la esquina... Y parándose ahi mismo al escuchar la música. Se quedó perplejo al escuchar las perfectas notas sacadas de un violín, pero no fue la excelente música lo que le hizo detenerse, no, fueron las sensaciones transmitidas con ella. Había tanta pena, tanta melancolía, que le resultaba insoportable y al mismo tiempo maravilloso. Continuó caminando con más sigilo aún que antes, alcanzando la puerta y la fuente del sonido. Abrió sumamente despacio, evitando así hacer cualquier ruido que delatara su presencia, temeroso de perturbar ese momento interno que la misma Luna tenía...

Y así permaneció, parado en el umbral, escuchándola tocar totalmente conmovido, intuyendo de forma muy ligera el motivo de esa tristeza... Y llorando su alma por ello.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 1:54 am

Luna siguió completamente entregada a la música, a su música, esa música cargada de pena y dolor. La melancolía fluía en cada una de las notas tocadas, evolviendo en un halo de tristeza y agonía toda la estancia, un halo creado desde lo más hondo de su alma, y manifestado mediante una pieza perfectamente ejecutada... Conforme la melodía avanzaba, la pericia y habilidad denotadas se volvían más insólitas teniendo en cuenta su edad y condición... Y de igual modo, las emociones iban ganando cada vez más fuerza, agitándola por dentro y vibrando en la habitación. Violín y muchacha parecían ser uno, como si el arco y el instrumento fuesen prolongaciones de su propio cuerpo, y Luna siguió dejándose llevar...

No se dio cuenta, absorta por completo en aquella liberación, de que no estaba sola. No escuchó la puerta abrirse, ni los sigilosos pasos con los que su amo se aposentó en el lugar. De espaldas a él, la joven esclava seguía tocando, alcanzando el punto álgido de la canción, mientras todo su pequeño cuerpo parecía temblar debido a la agitación interna, y sus ojos castaños comenzaron a humedecerse... Todo estalló en ese momento, una explosión en el crescendo de la pieza, cuando por fin su rostro pudo verse surcado por las lágrimas y, tras unos instantes de dolorosa magnificencia, la música empezó a acallarse triste y lenta, menguando en su fuerza... Y se hizo el silencio.

Ambos brazos cayeron uno a cada lado del cuerpo, dejando también que las amplias mangas blancas descendieran. Se convulsionó un par de veces, haciendo danzar así el lazo con el que el camisón se ataba a su espalda. Y, ajena a que hacía rato tenía compañía, Luna no se giró. Simplemente permaneció así, parada en medio de la minúscula e impersonal habitación, gris y sobria como correspondía al servicio, y que sin embargo ahora parecía haberse vuelto un poquito más suya. Y así, los segundos siguieron pasando, uno tras otro, agónicos y pesados...

...Pronto los sollozos fueron audibles, como único sonido quebrante de la quietud que la música había dejado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 2:06 am

Cada nota parecía clavarse en el alma del vampiro, buscando conmover y despertar esas emociones que había sentido noches atrás y que ahora, en un estúpido intento de negarse lo evidente a ambos, se negaba a aceptar. Edouard tenía la sensación de que no era solo eso lo que había en esa música, de que no era solo esa distancia que él había impuesto entre ambos la que provocaba esa pena tan profunda, demasiado arraigada y personal como para deberse única y exclusivamente a su persona. No, no era tan egoísta para pensar tal cosa, pero, sin embargo, no pudo evitar sentirse sumamente culpable ante lo que escuchaba.

Y lo peor era que le parecía bello. Luna destilaba belleza en cada sutil movimiento del arco entre sus dedos, en cada nota que arrancaba desde lo más hondo de su corazón, en cada giro de muñeca, en cada respiración y movimiento del camisón al compás de los movimientos de su cuerpo. Era uno de los espectáculos más bellos que había visto en su vida, conmovedor y aterrador por partes iguales. Épico era el único adjetivo digno para calificar ese crescendo emocional y musical, y triste, solitario y vacío eran los mejores para definir el silencio que se cernió sobre la habitación. Edouard no podía contemplar ese aniñado rostro, no podía ver esas lágrimas, pero sí podía intuirlas a través de los sollozos que nacieron en la garganta de la joven...

Y eso fue lo que movió la chispa, lo que rompió la distancia y la quietud, destrozando la lejanía en mil pedazos y dando paso a la mera confúsión:

-No llores, por favor... No llores, Luna, te lo pido... -
Verla llorar parecía destrozarle por dentro, su voz ronca por todo lo removido con la música, su cuerpo tenso y a la vez deseoso de acercarse al contrario.-No comprendo... ¿Es culpa mía? Si es así dímelo, dime qué puedo hacer para que lo próximo que escuche de esas mágicas manos sea algo feliz y completo... Y lo haré sin dudar, pequeña. -Susurró, dispuesto a cualquier cosa con tal de verla más alegre, animada, con ese brillo en la mirada que atisbó en la cocina...

El de la esperanza, el de la luz... Su luz.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 2:25 am

No supo cuanto tiempo había pasado desde que la música había terminado por apagarse, como la llama de una vela al consumirse, hasta que un nuevo sonido aparte de sus sollozos se hizo oír en su habitación. No supo cuanto, no, pero sí supo que sonido fue: el de su voz.... La voz del sol, haciéndose oír en una oscuridad que él mismo había decidido no alumbrar aquellos días. Luna se tensó unos instantes, crispando sus manos en el mango del violín y en el arco, inspirando y exhalando varias veces en un intento de obtener la calma. Las palabras de Edouard resonaron en su mente como un eco lejano, sin saber como digerirlas, por mucho que su alma le instase a abrazarlas y a abrazar a su dueño....

-No, amo, no es culpa vuestra... -Respondió con la voz rota, sin girarse, como si su cuerpo le pesase demasiado para poder hacerlo.. Y dirigiéndose a él desde las distancias, sin pronunciar un nombre que le había sido prohibido decir, y utilizando en su lugar aquel con el que la realidad quedaba siempre clara- ...Es culpa mía, únicamente mía... -Sí, era culpa suya, pues era ella quien había olvidado la regla vital de toda sierva: Nunca enamorarse de su amo, eso jamás... Pero ya era tarde para recordarla porque, en efecto, aquella noche en la cocina la había incumplido con creces.

Despacio, como si le costase un terrible esfuerzo, Luna logró alzar los brazos, depositando violín y arco sobre la cama con sumo cuidado. Seguía temblando de la cabeza hasta los pies, haciendo danzar a cada pequeño espasmo el lazo que atado a su cintura, caía grácil en su espalda y ajustaba el camisón a su pequeño cuerpo. Los sollozos, aunque menos audibles, seguían escuchándose, denotando que el llanto proseguía, pero se iba calmando. Se mordió el labio inferior, apretando los puños en una agónica búsqueda de serenidad, que duró unos cuantos segundos. Y tras estos, se llevó una de sus manos al rostro, limpiándose las lágrimas, acallando los últimos retazos de ese llanto, para por fin, girarse hacia él...

-¿En que puedo serviros? -Preguntó refiriéndose al motivo de su aparición en el cuarto, justo cuando castaño y borgoña se fundieron en una primera mirada... Una mirada en la que la tristeza no lograba ocultarse, como si lo hacía en su voz, servicial y dócil como solo podía hablar cuando Spada volvía a tomar el control, protegiendo así del dolor a la Luna.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 3:01 am

La primera frase resonó contra su mente como centenares de espadas chocando al unísono. Le llamó amo, como él mismo había pedido aquella noche antes de que todo sucediera, como había deseado desde un inicio, ella su sierva y él su dueño, el titiritero y la títere, la frialdad, el vacío, la mera relación de servidumbre... Algo que quedó sumamente trastocado con todo lo sucedido. Pero, sin embargo, no fue eso lo que más le perturbó. ¿Se echaba la culpa de tocar con esa tristeza, se atribuía el mérito de esa melancolía cuando no había hecho nada? Era inconcebible y prácticamente indamisible, y la confusión se apoderó de su mirada durante varios segundos...

Trasladándose también a su cuerpo. El dilema interno aumentaba a cada segundo que pasaba en esa habitación, a cada momento que se debatía entre marcharse y dar un paso adelante, entre abandonar la estancia o limpiar esas lágrimas y calmar ese llanto que, finalmente, fue calmado por la misma Luna. Estaba preciosa, casi etérea, con el cabello suelto cayéndole pr la espalda, en conjunto con ese camisón de estilo victoriano que él mismo le había proporcionado. Su pequeña estatura se veía recompensaba por unos generosos y bellos rasgos que se le antojaban merecedores de caricias y besos. El vampiro aguardó, aún confunddido y empapándose de la belleza de la joven, escuchando la posterior pregunta que, para su desgracia, le hizo volver a la crudad realidad. Entreabrió los labios presa de la sorpresa, agitándola después y apartándose el cabello del rostro:

-Ah, sí, eso.. -
¿Qué iba a decir ahora, que quería que le hiciera la cama? Se le antojó tan cínico que le dieron ganas de vomitar, y quizá fue ese pensamiento el que le hizo realizar uno de sus peculiares gestos, demasiado intenso como para ser real... Un mero mecanismo de evasión demasiado fácil de ver.- Nada, nada, únicamente me he despertado antes de hora... Y me he encontrado esto. -También quería verla, pero de nuevo fue incapaz de decir lo que pensaba o sentía, limitándose a dejarlo ver de forma demasiado sutil e indirecta.- ¿Por qué te culpas...? No lo entiendo... Pero comprendo que tampoco quieras explicármelo a mí. Perdonad las molestias, Luna... -Se le escapó su nombre real, dejando claro que su corazón pensaba una cosa muy distinta a esa idea de marcharse que su razón y sus miedos veían más beneficiosa...

El vampiro dio media vuelta, apesadumbrado, sintiendo sus más de cinco siglos de existencia pesar sobre sus hombros... Y pesaba demasiado como para no querer compartirlo.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 3:24 am

Luna, o más bien, Spada, aguardó, enarcando sutilmente una ceja ante la aparente sorpresa de Edouard... ¿Es qué no había venido por algo? ¿Por qué le confudía tanto que le preguntase el motivo? ¿O acaso se debía al hecho de que se dirigiera a él por los apelativos que él mismo había determinado y ordenado? No lo entendía y, de igual modo, ella también se mostró desorientada durante unos instantes, con sus ojos castaños reflejando su propia confusión... Una confusión que, lejos de aclararse con las posteriores palabras de su amo, empeoró, no entendiendo a qué se refería ni qué le había traído hasta allí realmente.

-Lamento si ha sido esto lo que os ha despertado, señor... -Dijo refiriéndose a la música de su violín- No pensé que pudiera escucharse desde vuestra habitación, de ser así no habría osado a hacerlo... Lo último que quería era importunaros e interrumpir vuestro sueño -Se explicó, con la misma voz rota que, a su vez, empleaba las formalidades al pie de la letra- Os pido me disculpéis, amo, trataré de que no vuelva a suceder.

En efecto, no había pillado la indirecta, incapaz de creer que él quisiera verla a ella sin más. Lejos de eso, ahora pensaba que lo que le había traído hasta allí era el hecho de que tocando, le hubiera despertado... ¿Tan desarrollados tenía los sentidos? Suspiró, lamentando interiormente que él la hubiera pillado en un momento tan íntimo, pues se sentía ahora sumamente vulnerable, y no era para menos siendo que había desnudado su alma ante él.

Sin embargo, cuando él formuló aquella pregunta y manifestó de forma mucho más clara su confusión, aquella teoría empezó a antojársele inverosímil. Quizá fue por eso que, al escuchar su disculpa, logró reaccionar, dando un paso al frente... No le detuvo, es cierto, y tampoco se acercó a él lo suficiente como para poder hacerlo... Pero fue un paso, y tras este una palabra:

-Esperad -Dijo, casi pareció suplicar, estirando uno de sus brazos hacia el frente, rozando el invisible muro de varios pasos que les separaba- Es mi culpa... Porque he traicionado la más importante de las bases -Respondió por fin, encogiéndose de hombros- Olvidé un principio muy básico para alguien como yo, y ahora pagó por ello... -La vergüenza y el miedo le impidieron explicarlo, le impidieron ser exacta y decirle la verdad... Y ni si quiera se dio cuenta de que así solo lograría aumentar la mutua confusión.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 3:43 am

Solo una mera palabra supuso la diferencia entre el olvido de su ser y la supervivencia del hombre. Y así respondió él, deteniéndose en su marcha aunque sin girarse, completamente estático. ¿Le iba a dar la explicación a ese estado tan sumamente triste, le iba a decir finalmente que, en efecto, se debía a algo que él mismo había hecho...? Una parte de él deseaba esa posibilidad, siendo egoísta y viéndose con un problema menos. La otra no soportaba pensarlo, saber que él era el causante, el culpable... Y la otra lo único que quería era girarse y repetir lo de aquella noche.

Sin embargo, lo que obtuvo por parte de Luna acrecentó esa confusión. ¿De qué bases hablaba? No había firmado en ningún momento un contrato o algo similar y pese a haber tenido más de un sirviente nunca se había visto en una situación así. Las palabras de la joven no hicieron más que acrecentar esa confusión, trastocado y aturdido ante lo que supuestamente tenía que intuir y que no lograba discernir.

Edouard se giró, despacio, observando ese bracito estirado hacia su persona, incapaz de separar los metros que le separaban... Pero no hizo falta la magia. Él mismo fue quién se encargó de, paso a paso, romper las distancias, terminando enfrente de ella. Como tantas otras veces, convirtiendo algo incómodo en un gesto personal, íntimo y habitual, Edouard la alzó del mentón, dejando que leyera en esos ojos rojos la disparidad de emociones y sensaciones que atenazaban su garganta, entre todas ellas la confusión, confusión por ver como se había disculpado de nuevo empleando esos términos fríos y distantes en contraste con su voz rota, tristeza por ver como sería capaz de dejar de hacer alto tan... Sublime como era tocar con tal de no importunarle, capaz de cercenarse su propia libertad a cambio de la sumisión... ¿Realmente deseaba algo así? No, no lo deseba, puesto que lo que deseaba era algo más simple, algo que ya obtuvo una vez y que, pese a saber que no debía, quería seguir obteniendo:

-Sigo sin comprender... ¿Qué bases? -
Volvió a preguntar, dejando que una de sus manos jugueteara con el suelto cabello de Luna, esbozando un amago de melancólica sonrisa, como si ese simple gesto lo hubiera echado de menos hasta la saciedad.- No me ha despertado el violín, es solo que... No duermo bien últimamente. Desde aquella noche, en el sofá... No concilio el sueño, mi mente me lo impide.- Él también buscó sincerarse con ella, siendo incapaz de decir toda la verdad de golpe, pero soltando pequeños fragmentos que, unidos, tenían el mismo significado.

Su mano continuó acariciando el cabello de Luna, su otra mano ahora dedicada a recoger los rastros de humedad de ese delicado rostro... Y sus ojos, fijos en los castaños de ella, ahora ligeramente más brillantes...

Como si su mera cercanía iluminara su ser.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 4:08 am

La distancia que los separaba comenzó a romperse progresivamente, por la iniciativa del propio Edouard. Luna permaneció inmóvil, sintiendo como el dolor parecía menguar ligeramente a cada paso que él daba hacia ella, antojándosele eternos esos segundos que tardó en quedar a su altura. Dejó caer su brazo, justo cuando él la alzó del mentón, y el simple gesto se le antojó cuanto menos una delicia... Si bien la primera vez lo había empleado para darle la primera norma, la habitualidad con la que había terminado por emplearla lo había convertido en algo tan personal que para ella significa demasiado.

Sus ojos color chocolate se fijaron en esas dos orbes rojizas, leyendo la confusión una vez más, increcentada por ella misma, compartida también, y demasiado difícil de resolver... Tan difícil que cuando él formuló aquella pregunta, Luna, como alguna otra vez habia hecho, ladeó el rostro para apartar su mirada, pese a no librarse del agarre de su mano. Cerró los ojos, dejándose limpiar las lágrimas, mientras aquello que no debería existir se agitaba y ganaba presencia con las siguientes palabras del vampiro. Y fue su última frase, unida a las caricias que había comenzado a recibir en su largo cabello rojizo, lo que hizo que se sintiera incapaz de dejarle así, sin una respuesta...

-Yo... -Tragó saliva, buscando valor en lo más hondo de su ser, para atreverse por fin a volver a mirarle... La tristeza volvió a sustituir a cualquier otra emoción, complementada con una dolorosa resignación que quedaría presente en sus siguientes palabras- Hay muchas normas, muchas leyes establecidas, que los que estamos destinados a entregar nuestra vida a la servidumbre aprendemos de forma casi innata... -Comenzó a explicar, mientras las lágrimas volvían a nacer en sus ojos- ...una de ellas, a mi juicio la más importante, es muy clara: Nunca, jamás, te enamores de tu amo... -Se vio incapaz de nuevo de sostenerle la mirada, volviendo a apartar el rostro- ...me juré hace mucho tiempo que no se me volvería a olvidar, pero... La otra noche... -No dijo nada más, dando unos par de pasos hacia atrás y deshaciéndose del agarre- Recogeré mis cosas y lo dejaré todo ordenado antes del amanecer... Muchas gracias por haberme acogido estos días, nunca lo olvidaré...

En su confusión, causada por el distanciamiento de aquellos días, había llegado a pensar que él quería recordarle cual era su lugar para evitar algo así, para evitar que tras haberle dado la mano aquella noche, ella tomase el brazo y se creyera algo que no era... Y por eso ahora daba por hecho que su destino tras aquella confesión, no iba a ser otro que un despido al que se había adelantado, guardándose para si misma unas últimas palabras:

"Nunca te olvidaré a ti"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 4:34 am

Sus manos no dejaron de acariciar el cabello y la piel de Luna, como si en cualquier instante ese momento pudiera desvanecerse, quedando sus manos vacías de nueov, sintiendo solo el aire discurrir entre sus dedos... Le aterró la idea, mucho, hasta tal punto que sus caricias se volvieron algo más necesitadas, su cuerpo dando un paso más hacia ella, acortando ya del todo las distancias, dejando milímetros de aire entre ambos que tarde o temprano terminarían por desaparecer. Se quedó sin la mirada de ella por la propia voluntad d ela joven, señal de que algo le sucedía, algo que le costaba confesar y que no quería que el mismo Edouard viera reflejado.

Y, en cierto modo, no le sorprendió, no cuando comenzó a escuchar todo lo que le fue diciendo. Al principio se esperaba algo importante, algún comportamiento o hábito que la hubiera trastocado demasiado... pero no se esperó tal cosa. Su mente pareció abstraerse del todo, intentando asimilar una información que se le antojaba imposible e inverosímil. Había desobedecido una norma, la más básica yprimordial de un sirviente, la de sentir algo por su amo... Enamorarse. Sentir amor. Ese sentimiento que se había vetado a sí mismo desde aquella noche y que ahora ella le confesaba. Sus ojos parecieron perderse en la pared, repentinamente distraido, atontado.... Ni siquiera fue consciente de la separación por parte de la joven, quedándose con la mano sostenida en el aire, sus dedos limitándose a interpretar el mismo movimiento.

"Recogeré mis cosas y lo dejaré todo ordenado antes del amanecer... Muchas gracias por haberme acogido estos días, nunca lo olvidaré..."

-No... -
Susurró, demasiado bajo como para ser oido. De nuevo una maldita encrucijada en la que tenía que decidir algo, moverse, actuar, su cuerpo no respondía, su mente demasiado embotada aún, intentando asimilar el hecho de que la chica que tenía delante le quería. Pero, ¿cómo... Cómo querer a alguien como él? Edouard reaccionó mínimamente, buscando con su mirada la de ella. La idea de verla marchar se le antojaba imposible de soportar y, al mirarla durante varios segundos en completo silencio, obtuvo un remanso de paz, de calma, la justa y necesaria para, finalmente, tomar un camino, el más pedregoso, el más difícil, pero, a la vez, el más satisfactorio.

No hubieron palabras cuando él se acercó a ella, tomándola de los brazos. La giró con firmeza y suavidad y, sin capacidad de hablar, se inclinó hacia ella, besando sus labios con una pasión que ahora mismo recorría todas las fibras de su ser. No había dicho nada, prácticamente nada, pero, con ese gesto, expresó algo que había nacido dentro suya, instaurándose en su pecho...

Algo que ahora aceptaba viéndolo recíproco: Que la quería.





Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 3:38 pm

Incapaz de seguir parada frente a Edouard por más tiempo, Luna le dio la espalda. Apoyó ambas manos en el borde de la deshecha cama. Despacio, necesitando hacer algo para evitar derrumbarse del todo, comenzó a enfundar con cuidado su violín y el arco, agachándose un instante para volver a dejarlo bajo la cama. No escuchó el susurro que salió de los labios de él, por lo que volvió a apoyar las manos en el colchón, crispándolas en la arrugada colcha. Su pequeño cuerpo volvía a agitarse por el llanto, como podía verse en el danzante lazo del camisón, o en el hecho de que al cabo de unos segundos, soltase la colcha para llevarse ambas manos al rostro.

Apenas le sintió acercarse, preguntándose por qué no se había marchado... ¿Qué encontraba de interesante en verla llorar de espaldas a él? Aquello sólo aumentaba su desdicha, debido a que ni si quiera había podido mantener algún tipo de absurda dignidad en su presencia. Pero ya estaba, ya lo había dicho, lo había liberado, y ahora podría marcharse sin tener que llevárselo dentro, oprimiéndola por siempre... Aunque dudaba que eso bastase para olvidarlo, claro. Le estaría siempre agradecida, y sabía que el recuerdo de la noche en la cocina iba a perseguirla siempre.

Sin embargo, cuando más sumida estaba en ese último pensamiento, sintió como unas manos la tomaban de los brazos, desenterrándose así su rostro de entre estos, y la giraban. Sin entender nada, entreabrió los labios, seguramente para haber lanzado algún tipo de confundida pregunta... Pero esta no llegó a formularse, porque antes de que pudiera hacerlo, él la estaba besando. La besaba, por segunda vez, y con una pasión que no había estado presente la primera... Una pasión que, tras un par de segundos de paralísis y perplejidad, fue correspondida por la joven...

Pero pese a ello, pese a que sus labios hubiesen empezado a seguir el compas de los de Edouard, Luna desgraciadamente no llegó a captar lo que él había querido decir sin palabras.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 3:57 pm

Durante ese par de segundos Edouard temió que su gesto no se viera correspondido, que, pese a quererle, el miedo y la incapacidad fueran demasiado grandes como para dejarse llevar sin importar las normas ni las condiciones... Pero por suerte se quedó en eso, en un temor que la misma Luna se encargó de disipar cuando correspondió con la misma pasión. Esta vez no iba a detenerse, porque consideraba que era necesario, para ambos, llegar al siguiente nivel, al momento en el que todo dejaba de importar y los suspiros bajo las sábanas hablaban por sí solos.

Su lengua se adentró en la boca de la joven, buscando la de ella, jugueteando con ella como aquella noche, aunque la intensidad del gesto era más evidente, palpable y natural. Buscaba su compañía, sí, necesitaba no sentirse solo... Pero también necesitaba sentirla a ella. Y por ello mismo una de sus manos, la que se encontraba acariciando la espalda de arriba a abajo, descendió más allá, bordeando el contorno de su tarsero, acariciando por encima de la tela del camisón las largas piernas de Luna, descendiendo más allá hasta encontrar el momento en el que la prenda dejaba de existir. No se separó de sus labios ni abrió los ojos cuando coló la mano en el interior, comenzando a realizar el contorno de la cara interior de los muslos con las yemas de sus dedos, arriba y abajo, arriba y abajo...

Su otra mano continuó deleitándose con el cabello de ella, bordeando la nuca y su base, rozando el lateral del cuello, ascendiendo hasta el oído, volviendo a descender en una constante sucesión de caricias incrementadas con las que repartía sobre sus piernas. Fue entonces cuando se separó, jadeante y deseoso, abriendo unos ojos rojos brillantes por la intensidad de las emociones que llevaba dentro:

-Luna... -
Buscó en su mirada esa correspondencia, esa aceptación necesaria para llevar a cabo el siguiente paso... Y, una vez vista, su mano ascendió por la cara interna de sus muslos hasta encontrarse con su intimidad, la cual comenzó a acariciar por encima de la tela, despacio y con una suavidad inusitada, una pequeña muestra de lo que podía ofrecerle si le aceptaba como su compañero de cama esta noche...

Y las que le quedaran de vida.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 4:15 pm

Luna se entregó por completo a ese beso, por más que no llegase a captar del todo su significado. Ante la ausencia de palabaras, su confundida mente, moldeada para hacer según que interpretaciones por culpa de las enseñanzas de su naturaleza, no pudo sino interpretar que lo que Edouard hacía con ese beso, era regalarle una despedida: La joven lo vio como un gesto casigeneroso, para que ella se llevase algo más que el recuerdo de la noche en la cocina, para que en efecto, pudiera recordarle y estarle eternamente agradecida... Pero no lo vio como una señal de que sus sentimientos fuesen correspondidos.

Así, la joven correspondió a esa danza de lenguas, jugueteando con la suya propia, primero con timidez, y luego correspondiendo a esa intensidad y pasión que él desprendía. Se arqueó por entero al sentir como las caricias en su espalda se volvían más descendentes, emitiendo un ronroneo que quedo ahogado por los besos. Toda la piel de sus piernas se le puso de gallina ante el contacto de los fríos dedos de su amo acariciándola, provocando que se estremeciera, algo a lo que la otra mano, comenzando a acariciar su nuca y cuello, también ayudó.

Llevo entonces ambas manos a los hombros de él, aferrándose con la sensación de que, si no lo hacía, se derrumbaría en el suelo debido a la oleada de estremecimientos que comenzaron a sucederse. Abrió los ojos cuando sintió como Edouard se separaba, y sus irises castaños brillaron, en señal de aceptación... Sin embargo, cuando sintió la primera caricia en su intimidad, no pudo evitar que una emoción muy contraria aflorase en su mirada: el miedo...

-Amo, yo... yo no... -No pudo terminar la frase porque, pese a que toda ella se había puesto rígida, tensa y paralizada, un primer gemido escapó de sus labios, dando paso al afloramiento de la humedad entre sus piernas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 4:26 pm

Arrancó el primer gemido de la noche de los labios de Luna, pero algo no iba bien. Edouard pudo ver el miedo en esa mirada castaña, la rigidez que adoptó repentinamente en cuanto se sintió invadida... Y esa palabra, "amo", que parecía identificar el momento como uno entre el amo y su sierva. Edouard negó con la cabeza, repitiendo la misma caricia que antes, dejando ahora su mano libre enterrada entre sus ígneos cabellos, mirándola fijamente con un amago de sonrisa, suyo, propio y personal.. La sonrisa del hombre, no del amo:

-Edouard... -
Pidió que le llamara por su nombre, dejando que en su voz se manifestara ese sentimiento que él también se había prohibido y que ahora manifestaba libremente.- ¿No entiendes que ahora no eres mi sirvienta... Ni yo tu amo...? -Las caricias se volvieron algo más rápidas y delirantes, comenzando a notar él mismo la humedad a través de la tela, aumentando por ello su propia excitación.- ¿No ves que... Yo también he roto una norma básica y vital...? -Si no lo entendía de esa forma Edouard ya no sabía como explicarlo, puesto que sus ojos rojos quedaron libres de velos o barreras, volviéndose sumamente transparentes.

Probó sus labios, dejando que digiriera la pregunta para así no obtener una respuesta movida por la servidumbre. Quería a la mujer, a la muchacha que se escondía tras esa tristeza tan profunda, a aquella que había visto en la cocina:

¿Comprendes ahora que no quiero que te marches...? Eres lo único que me ha dado alegría en muchos años, casi décadas... ¿Qué haría si te marcharas? La mansión es muy grande, demasiado, se me antoja vacía, gris... Pero tú le das color. -
Continuó susurrando, ahora contra su oído, derramando su cálido aliento sobre el mismo. La tela estaba empapada, señal de que Luna le deseaba y estaba dispuesta. Apartó con un único movimiento la prenda, dejando su intimidad expuesta ante sus dedos... Y el primero de ellos resbaló con suavidad, introduciéndose en el interior, usando el otro brazo para sujetarla y evitar que cayera de placer:

-Dime... -
Comenzó a iniciar una danza de movimientos circulares y perpendiculares en su interior, con intensidad, pasión, pero sin ser brusco o dañino.¿...Lo comprendes ahora...? -Y con esa última pregunta introdujo un segundo dedo, favoreciendo aún más el palcer de la joven...

Dejando que disfrutara de lo que él le entregaba por propia voluntad.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 5:07 pm

Luna parpadeó confundida, sin entender la negativa de Edouard, ni la naturaleza de esa sonrisa que tanto le recordaba al hombre de la otra noche. No lo entendió hasta que él no comenzó a hablar, y cuando eso sucedió, realmente su confusión solo fue en aumento... No solo le pedía que incumpliera una de las normas que él mismo haía impuesto, sino que le hablaba como si realmente ella fuese algo más que alguien a su servicio:

-Pero si vos me pedistéis que jamás... -Se calló, volviendo a gemir ante la rapidez que adquirieron las caricias- No... No... Esto no está bien... Sí que sois mi amo, lo sois desde que me identificastéis como vuestra y... No puede ser de otra manera porque... -"¿No ves que... Yo también he roto una norma básica y vital...?" Aquella última frase logró trastocarla, impidiéndole que terminara de explicarle algo que, si no le decía, terminaría por estallar por u propio peso...

Pero no podía, le removía demasiado por dentro todo lo que sentía y lo agitaban demasiado sus palabras, como para superar el miedo a estropearlo todo... Y por eso se dejó llevar, correspondiendo a su beso, incapaz de decirle la verdad. Una incapacidad que aumentó con todo lo que él añadió después contra su oído, haciéndola estremecer, con esa confesión de que no quería que se marchase, de que quería tenerla a su lado porque ella le daba color a ese gris hogar... De que ella era lo que le había dado alegría.

-Edouard... -Dijo, dejándose sujetar, mientras sentía como su intimidad comenzaba a ser explorada, llamándole por primera vez por su nombre... Volvió a ronronear, arquéndose, visiblemente entregada... Aunque el miedo siguiera presente en sus ojos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 5:24 pm

"Eso está mejor" pensó Edouard cuando finalmente su nombre fue escuchado en los labios de ella. Esbozó un amago de sonrisa, dispuesto a hacerla disfrutar y olvidarse de todo lo que le rodeaba, totalmente convencido de que podía conseguir tal objetivo y borrar el miedo de esa mirada castaña. No era su amo en estos momentos, y Edouard dudaba mucho de que lo fuese a ser en algún momento. Podría trabajar para él, sí, y mantenerle la mansión en un estado presentable... Pero no por ello habría servidumbre.

Así, el vampiro no respondió, dispuesto a darle con gestos y no con palabras cuanto la deseaba, volteando su cuerpo y girando hacia la cama. La tumbó con una delicadeza sobrehumana, arrastrándose él mismo como si ni siquiera pisara el suelo, cediendo encima de su cuerpo. Apoyó su antebrazo derecho al lado del rostro de ella, su otra mano aún estimulando su intimidad con mayor intensidad a cada ronroneo que escapaba de los labios de la joven.:

-Shh... únicamente disfruta, quiero que veas... -
Su cuerpo se deslizó hacia abajo, sus ojos rojos fijos en los de ella, terminando tumbado sobre la cama y con la cabeza en el inicio del camisón.-...Hasta que punto has conseguido... Despertarme... -Y en cierto modo le había despertado de ese letargo de soledad, rencor y frialdad, la agonía sustituidas por la alegría y el bienestar. La mano dejó de explorar la intimidad, saliendo de la ropa interior, utilizándola ahora para deshacerse de dicha prenda y dejarla sobre la cama. Se deletió con la vista de su húmeda intimidad... Y, vampiro como era, no pudo evitar hacer lo que hizo.

Le alzó el camisón, lanzándole una última y significativa mirada... Después, enterró la cabeza entre sus muslos, perdiéndose entre las telas y la ardiente piel, depositando la primera caricia con su lengua, lenta y vertical, saboreando su esencia disfrutando de ella como nunca había hecho con nadie...

Una caricia a la que le siguieron otras tantas en comparsa con una de sus manos.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 5:51 pm

Luna se sintió girar, cayendo sobre la cama con una delicadeza con la que nunca había sido tratada en ese aspecto. Alzó su rostro hacia él, sintiéndose en aquel momento sumamente pequeña, diminuta, bajo todo su cuerpo y altura. Sus palabras penetraron en su mente, apartando los hilos de la cordura y sumiéndola en el delirio de sus caricias. Y tras corresponder a esa última mirada, decidió entregarse y dejarse llevar del todo ronroneando y cerrando los ojos al sentirle descender por su camisón...

-Edouard... -Repitió su nombre, con completa veneración en la voz hacia él, temblando al sentir como era despojada de su ropa interior- Edouard... -Repitió, crispando las manos sobre las sábanas, sintiendo la primera caricia de su lengua en su intimidad, volviendo a gemir de placer... Un gemido al que le siguieron muchos más.

No supo cuanto tiempo estuvo así, entregada al disfrute de lo que él parecía querer darle. Solo supo que llegado un momento, esa caótica danza de labios, lengua y manos fue demasiado poderosa como para soportarla por más tiempo... Todo su cuerpo se arqueó, de forma felina y agitada, en un ultimo gemido de placer, para luego caer agitada sobre la cama, jadeante tras ese estallido.

Sin embargo, cuando el orgasmo se fue acallando, la relajación en la que se encontraba le dio alas a su miedo... Y así, cuando parecía recuperada de esa placentera explosión, Luna apartó repentinamente a Edouard, arrastrándose hacia atrás en la cama y cubriéndose con el camisón:

-No... -Dijo una sola vez, con la mirada desenfocada por el miedo, y el húmedo cabello pegándose a su rostro- No... No puede ser... Esto no está bien... -Repitió, mientras comenzaba a temblar, por algo que, a diferencia del sudor que pegaba el camisón a su cuerpo, no tenía que ver con la excitación ni el placer- Lo siento, amo... Lo siento... -Volvía atrás, volvía a las imposiciones como si en ello se le fuese la vida... Y se aferraba a la tela de aquella prenda, como si le aterrorizase que él descubriera algo terrible que ella no debería haber ocultado en el momento de ser contratada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 6:07 pm

Y de repente todo cesó. Edouard aún se encontraba saboreando el primer estallido que había visto en el cuerpo de Luna cuando ella se separó violentamente. Alzó la mirada, visiblemente confundido, encontrándose con dos ojos castaños en los que, de nuevo, volvía a brillar el miedo más puro. La joven comenzó a balbucear, a repetir esa palabra, amo, que ahora mismo le hacía daño, como si tuviera algo que coultar, algo que esconder de su persona y que, de ver, no fuese a volver a mirarla jamás en la vida...

¿O quizá era una paranoia suya? No, no podía serlo, no con lo que acababa de suceder. El vampiro frunció el entrecejo, mirando fijamente esos dos ojos del color del chocolate que ahora se le antojaban demasiado tristes. Se aferraba al camisón como si le fuera la vida en ello, su rostro perlado del sudor del éxtasis y su cuerpo aún estremecido por el orgasmo. El silencio se cernió sobre la estancia durante varios segundos, intentando que el monstruo no se apoderara de esa situación sumamente favorable para él:

-¿Por qué...? ¿Qué es lo que tanto temes, Luna..? Déjame verlo, por favor. -
Pidió, casi suplicó, que se lo dejara ver. Necesitaba un argumento o un motivo para lo que estaba sucediendo, algo que le permitiera comprender y no dejarse llevar por sus miedos. Suspiró una única vez, gateando hacia ella y girando después su cuerpo, de forma que quedó apoyado en el cabezal, a su lado, acariciándole de nuevo el pelo.- No tienes nada que temer. Te has ganado algo que pensé que no existiría nunca más... Pero si no me dejas no puedo ayudarte. -Susurró, buscando calmar y tranquilizar ese creciente miedo que se había apoderado del cuerpo de la joven, No volvió a insistir con palabras, dejando que fuese Luna la que tomara la decisión sin sentirse obligada o forzada...

Deseando con todas sus fuerzas proteger a lo único que quería en este mundo.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 6:51 pm

Como tantas otras veces, sintió que los segundos se le antojaban horas ante el silencio de Edouard, un silencio del que su miedo se alimentó, haciéndola creer que seguramente se debía a que había rectificado y entendido que, en efecto, no podía ser. Ahora vendría el momento en que él se levantaría dejándola sola, y ella recogería sus cosas y se marcharía de allí, llevándose por lo menos el recuerdo de haber podido estallar bajo sus manos... O eso creyó que sucedería hasta que, finalmente, él rompió el silencio acercándose a ella.

Sus ojos castaños, de repente apagados otra vez por el temor y la tristeza, se fijaron en los de Edouard cuando se puso a su lado. Ladeó el rostro hacia él al sentir las caricias en su cabello, cerrando los ojos unos instantes, intentando ordenarse por dentro... Él parecía casi suplicar que le explicara a qué se debían sus temores, que le enseñase aquello que tanto le preocupaba, y decía incluso querer ayudarla... Y ella, finalmente, accedió:

-Hubo algo que me guardé para mi misma la noche en la que me recogistéis... Algo que deberíais haber sabido antes de tomarme como vuestra sierva -Explicó, incapaz de hablarle ahora como mujer porque el secreto lo había guardado como sirvienta- Pero estaba tan desesperada por encontrar un hogar, amo, que temí que me abandonaráis si lo veíais... Sin embargo ahora no me veo capaz de seguir ocultándolo...

Sin abrir los ojos, como si no quisiera verlo ella misma, se separó unos centímetros, inspirando hondo. Logró entonces reunir valor suficiente para, con manos temblorosas, deshacerse despacio del camisón. A simple vista parecía tener un cuerpo perfecto, pequeño y delgado, pero femenino y con sutiles curvas, y que empezaba a mostrarse más saludable que antes, con una tez dorada y brillante... Pero eso solo era a simple vista: Su cuerpo era perfecto hasta donde terminaban sus pequeños pechos. Bajo estos, en el comienzo del vientre, comenzaban también las cicatrices, que se sucedían hasta llegar a la parte oculta de los muslos... De nuevo, sus piernas volvían a guardar la belleza y perfección, como si estuviese hecho completamente a propósito, para mostrarla hermosa por fuera y marcada por dentro. Las cicatrices eran claramente mordiscos y desgarrones de colmillos, pero no eran las peores... Luna se apartó entonces el largo cabello de la espalda, dejando esta al descubierto. Allí las cicatrices eran otras, las del látigo y... Las de una cruz grabada a hierro candente en su piel.

-Ahora ya lo sabéis, amo... -Susurró, sin haberse atrevido aún a abrir los ojos, abrazándose a si misma en un intento de no seguir sintiéndose expuesta- ...estoy defectuosa y os lo oculté... Pero juro que estoy también dispuesta a aceptar las conscuencias de mi engaño.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 7:30 pm

Por fin obtuvo una muestra de determinación por parte de ella. No sabía lo que podía estar ocultando, pero tenía que ser algo demasiado serio y arraigado como para que ella se comportara de esa forma, dañándose tanto a sí misma como a él. Prestó atención cuando la joven comenzó a hablar, sus ojos rojos fijos en ella, expectantes, curiosos y a la vez algo asustados ante las posibles revelaciones. A cada "amo" escapado de esos labios que acababa de degustar algo se retorcía en su interior, y a cada muestra de servidumbre y sumisión sucedía más de lo mismo, convirtiendo las frases de Luna en pequeñas puñaladas que tenía que controlar y sobrepasar...

Aguardó en el posterior silencio, observando como Luna se apartaba ligeramente y se deshacía del camisón. Tenía un cuerpo envidiable, unas suaves curvas femeninas pese a su pequeña estatura que la hacían deseable y apetecible... la recorrió de arriba a abajo, o eso hubiera hecho de no ser lo que vio después, justo a la altura del vientre. Edouard se quedó estátito, perplejo, recorriendo con la mirada todas y cada una de las cicatrices. Las reconocía, demasiados siglos siendo uno de ellos como para no ver la señal de unos afilados colmillos que descendían más allá, hasta sus muslos. Pero no acabó todo con esa revelación. El cabello ígneo fue apartado por su misma dueña, dejando ya dos cicatrices que, por muy inhumano que pudiera ser, le estremecieron por completo.

Jamás en su vida había recurrido a los latigazos como método para castigar a alguien, viendo más prácticas otras formas que dejasen menos marca, tanto física como emocional, en sus sirvientes... Pero quien fuera su dueño no había escatimado en crueldad y saña, enmarcadas las marcas por un tatuaje en forma de cruz, uan cicatriz algo irregular producida por el fuego...

Como si fuera ganado. Y encima ella se disculpaba por ocultárselo, aceptando las consecuencias del castigo que tenía que imponerle por ello. Defectuosa, decía... Una parte de él estuvo a punto de estallar, aguantando ya demasiadas alusiones como para no dejarse llevar. Sin embargo, su inteligencia y los recuerdos hicieron el resto, permitiéndole atar cabos paso a paso. Las miradas esquivas, el terror, la ansiedad aquella noche en la cocina, el rechazo al contacto físico... Todo cuadraba, absolutamente todo. Edouard había obtenido su respuesta, una mucho más aterradora de lo que se había imaginado. Pero no salió esa afirmación de sus labios:

-¿Que te disculpas...? Lo único que me molesta es que me lo hayas ocultado... Pero te habría contratado igual, ¿sabes por qué? -
Estiró una de sus manos, atrayéndola hacia él sin dificultad, colocándola de pie enfrente suya. La miró fijamente desde abajo y, sin decir nada más, comenzó a recorrer con suaves besos todas y cada una de las marcas de su pasado, como si así pudiera borrarlas, mientras sus manos se dedicaban a acariciar las de la espalda. No pensó, ni siquiera razonó cuando entre beso y beso continuó hablando.- Porque el monstruo que te hizo esto no soy yo... Porque yo no soy como él. Porque yo no te dejaría marcada de por vida de esta forma... Porque ya te estoy dejando marcada de otra. -¿Entendería esa indirecta, comprendería qué era lo que estaba marcando en ella, lo mismo que ella marcaba en él...? -...Te deseo tanto como antes, Luna. Pero ahora lo entiendo todo, y comprendo que... Tengas miedo. Yo también lo tendría. -Susurró, depositando el lateral de su cara en el fino vientre de ella.-No te obligaré a hacer nada que no quieras... Esperaré, como te he esperado tantos siglos, a que creas estar preparada.

Aclaró finalmente, separándose de su piel muy a su pesar y mirándola fijamente. No había duda en su mirada, más bien lo contrario, puesto que la firmeza téñía su mirada...

Y, entonces, volvió a sonreir.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 8:38 pm

Luna prosiguió con los ojos cerrados, dejando que Edouard examinara a su antojo todas las marcas, incapaz de abrirlos por miedo a la reacción que pudiera encontrarse... Sabía que su cuerpo entró aquella noche en el contrato, él había dejado claro que "todo significaba todo" y ella había temido en aquel momento que llegase la hora de revelarle que había cogido a una sierva defectuosa e imperfecta, y que encima se lo había ocultado. Lo había temido desde que se colocó aquel uniforme y agradeció que las mantuviera ocultas, pese a lo ajustado y escueto del mismo... Y ahora lo único que en su mente podía tener cabida, es que le esperaría algún tipo de castigo por ello.

Y sin embargo, ese castigo nunca llegó... Ni eso, ni ningún tipo de rechazo. Luna abrió los ojos al sentir como él la agarraba y atraía hacia él, girándose y quedando de pie enfrente suyo. Era increíble ser tan bajita como para que, aún de pie sobre la cama y estando él sentado, no le sacase ni una cabeza. Sus ojos castaños, abnegados por el dolor y la pena, brillaron cuando el miedo se esfumó sustituído por la sorpresa... ¿No se enfadaba? ¿No había un castigo? ¿No le molestaba lo que había visto, sino simplemente el ocultamiento? Todas esas preguntas tuvieron respuesta cuando, sin previo aviso, sus cicatrices empezaron a ser recorridas...

De nuevo, la joven immortal se arqueó, de esa forma casi felina que siempre terminaba por ir acompañada de un ronroneo. A cada beso en su vientre, y a cada caricia en su espalda, Luna se estremecía, suspirando. Y a cada palabra que él decía, lo que guardaba en su interior crecía, mientras en sus ojos unas lágrimas muy distintas a las anteriores comenzaron a aflorar: Eran lágrimas de emoción, de gratitud, de incredulidad... De pura felicidad y alivio.

-No... -Respondió, sonriendo, con sus llorosos ojos fijos en los de Edouard- ...No vas a tener que esperar más, porque yo también te he esperado demasiado tiempo... -Se dejó caer sobre él, poniendo una pierna a cada lado de las suyas y sentándose entre estas- ...Demasiado como para aumentar la agonía de esa espera... -Los dedos de una de sus manitas empezaron a desabotonar la camisa de lino, mientras con la otra comenzó a acariciar, el bulto que él tenía entre sus piernas, echándose ella un poco hacia atrás para poder hacerlo- Lo que siento por ti está por encima de todos mis miedos... El único que quedaba, acabas de disiparlo.

Y con esas palabras la camisa terminó fuera, y Luna, por fin, se inclinó sobre él. Así como estaba, sentada, prácticamente todo su cuerpo podía caber en el torso y abdomen de Edouard. Allí apoyó su rostro, dando el primer beso... Y a este, le siguieron muchos más, intercalados con lametones y algún mordisco cariñoso, mientras sus pequeñas manos comenzaban a desabrochar el pantalón.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 9:48 pm

Notó el cambio en la mirada de Luna, incluso lo sintió, arraigándose esa mirada en lo más hondo de su corazón. Mantuvo la sonrisa, siendo ahora incluso más sincera y vibrante, cuando ella comenzó a hablar. Por fin habia vuelto a ver lo que contempló en la cocina, y creía que lo que acababa de hacer generaría unas consecuencias muy positivas para ella a lo largo del tiempo... Sin embargo, prefirió no pronosticar demasiado por miedo a que no fuera así, disfrutando de ese momento que ella se encargó de culminar.

Se dejó tumbar con ella encima, escuchando cada palabra, aumentando su deseo a cada segundo que pasaba, a cada botón desabrochado... Un primer jadeo escapó de sus labios ante las primeras caricias en su entrepierna, sus ojos adquiriendo un mayor brillo y siempre buscando los ajenos. La camisa terminó apartada a un lado, dejando un torso marmóreo, bien formado y musculado, con los músculos perfectamente definidos en su piel. Pronto se vio invadido por los labios de Luna, y esta fue a él a quien le tocó el turno de disfrutar, arqueando su espalda a cada mordisco y lametón, entrecerrando los ojos al notar como el botón del pantalón cedía bajo las manos de la joven...

¿Qué decir? No había que añadir nada más, ya estaba todo dicho. Había roto un miedo, destrozándolo hasta que solo quedaron resquicios del mismo en la mente de Luna, y este, era su premio. No pudo evita sonreir, sintiéndose repentinamente feliz y completo aún con la excitación que endurecía cada vez más su entrepierna, deseando a la mujer que tenía encima hasta límites insospechados. Se limitó a aguardar, a dejar que fuera ella quien llevara las riendas y se deleitara con cada recoveco de su piel como él mismo había hecho minutos atrás, escapándose de entre sus labios un único susurro:

-Vas a hacerme enloquecer si sigues así...




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 10:18 pm

Luna prosiguió con su recorrido por el musculado torso de Edouard, recorriéndolo a base de lametones, besos y pequeños mordiscos, hechos para, en efecto, hacerle enloquecer... Era un hecho que había sido bien adiestrada en saber dar placer a un hombre y, aunque ahora lo estuviera haciendo por propia voluntad, era imposible que ese adiestramiento y tendencia a complacer no quedase latente en sus gestos. Eso no cambiaría fácilmente, no por ella misma y sin un empuje externo, pero al menos sí había cambiado lo que la movía a ello...

Terminó de recorrer todo su abdomen, mientras su mano había seguido acariciando su entrepierna y terminado de desabrochar el pantalón. Le libró de ellos, dejándole en ropa interior, y alzó de nuevo la mirada hacia él. Se detuvo entonces unos instantes, ladeando el rostro y sonriéndole, con las mejillas algo sonrojadas:

-Eres perfecto... ¿Sabes? -Susurró, casi con devoción en la voz, recorriéndole con una mirada cargada de admiración- Es como si fueses un sueño hecho realidad... -Añadió, retomando sus caricias por encima de la tela- ...Y al final voy a tener miedo de despertarme -Introdujo entonces su mano por dentro de la ropa interior, aferrándose a su virilidad de forma más directa, volviendo sus caricias mucho más intensas- Así que por si acaso voy a despertar y a no tenerte, aprovecharé al máximo esto...

Y entonces, mientras gateaba un poco hacia abajo, le libró ya de la única prenda que quedaba, dejando su rostro a la altura de la entrepierna. Ayudándose de sus pequeñas manos, Luna comenzó a estimular la zona ahora también con sus labios y su lengua... Su mirada castaña, sin embargo, siguió fija en la de Edouard todo el tiempo, con el rubor de sus mejillas en aumento.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Edouard Léblanc
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 62
Fecha de inscripción : 23/02/2011

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 10:41 pm

Definitivamente parecía creada para enloquecer. Sus palabras, susurradas desde lo más hondo de su ser, quedaban reflejadas, retratadas, en cada uno de los movimientos de sus manos. Edouard continuó arqeuándose, sin importarle ya verse privado de los pantalones, demasiado entretenido y cocnentrado en disfrutar de todas y cada una de las caricias que Luna le estaba brindando:

-No eres... -
Su miembro quedó lbire de la opresión de la tela gracias a ella, algo que le hizo soltar una ronca y placentera carcajada....La más indicada para... Hablar de perfección... Ni de sueños...-El primer gemido salió de sus labios en cuanto ella acercó el rostro y usó su boca para darle placer. Bajó la mirada de forma inconsciente, deseando ver esa imagen, encontrándose con unos ojos castaños que ahora le observaban, unas mejillas sonrojadas por la situación y unos labios que subían y bajaban estimulándole aún más. Acompasó suaves movimientos de cintura a los que ella misma realizaba, comenzando a gemir más a menudo, gemidos cortos y repetidos que no podía ni quería evitar. Era demasiado gustoso, y Edouard sabía que no se explicaba únicamente con el deseo físico, que todo lo que acababa de suceder y lo que acababan de hablar influia claramente en ello.

Y quizá fue eso mismo lo que le hizo disfrutar tanto, crispando las manos sobre la almohada y dejando que el placer le recorriera por entero. No tardó mcuhos segundos en estirar uno de sus largos brazos para alcanzar la intimidad de Luna, comenzando a explorar su interior con sendos dedos, estimulándose mutuamente, movimientos circulares y profundos en una constante danza. Sin embargo, él deseaba algo más que eso, algo más que el palcer que sus labios le estaban proporcionando... Y en un ronroneante y seductor susurro se lo hizo saber:

-¿Cuánto más vas a... Torturarme así...? Sabes lo que queremos... -
Lo sabían. Deseaba entrar en ella de una vez, ponerla encima y embestirla hasta decir basta con tal de sentirla de forma completa... Pero no era él uqien llevaba las riendas, era ella y, como tal, lo respetó.




Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Spada
Immortal Servant Animal
Immortal Servant Animal
avatar

Mensajes : 84
Fecha de inscripción : 23/02/2011
Localización : Regando plantitas en la Mansión LéBlanc ^^

MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   Sáb Feb 26, 2011 11:07 pm

Luna disfrutó de cada jadeo y gemido que salió de la boca de Edouard, mientras la suya propia seguía entregada a darle placer. Su sonrojo fue en aumento ante las primeras palabras de él, deteniéndose un segundo para negar con la cabeza antes de proseguir. Ella era imperfecta, acababa de demostrárselo al quedarse desnuda ante él, y además, su imperfección era una realidad... Pero él era como un ángel, y los ángeles no tenían por qué ser reales. Le costaba demasiado aceptar que él la quisiera, que no quisiera verla más como un objeto de su propiedad, sino como una mujer a la que tomar, pero en un intento de aceptar esa realidad, proseguía dándole placer...

Lo malo de todo aquello era que en cada movimiento, iba impregnado siempre ese deje que indicaba que se movía como le habían enseñado que tenía que hacer, fruto de un adiestramiento y domesticación, y no de una naturalidad con la que dejarse llevar... Prosiguió unos instantes más, hasta que escuchó sus palabras y entonces, lentamente, se detuvo. Se alzó, quedando de rodillas sobre él, ladeando el rostro hacia el lado contrario, sin dejar de observarle. Sonrió, con las mejillas encendidas por completo y los ojos brillantes, gateando de nuevo hasta quedar a la altura de su entrepierna, alzándose ligeramente:

-Sí, lo sé... -Respondió, comenzando a rozarse ligeramente contra su miembro, generando una fricción tan placentera como tortuosa- ...pero no te preocupes, la tortura ha terminado -Añadió, ronroneando... Y comenzando a dejarse caer, sintiéndole entrar despacio en su intimidad...

...Luna se arqueó hacia atrás al sentirle del todo dentro, cerrando los ojos y apretando los labios, acostumbrándose a una sensación que había olvidado y que, además, jamás había experimentado por voluntad propia.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Never meant to belong... (Edouard)   

Volver arriba Ir abajo
 
Never meant to belong... (Edouard)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» Henri Édouard Naville

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vassalord :: Ciudad "Sacramento" :: Zona Residencial :: Mansiones-
Cambiar a: