Vassalord
"Bienvenido al foro de rol Vassalord. Diviertete y adentrate en un mundo creyente de la religión e ignorante de los seres de la noche"



Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre Señor. Amén.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas Importantes
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Si deseas comunicarte con la administración, pincha sobre una de las imágenes para enviar un mensaje privado con tus dudas.
Estación del Año
Radio

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com
Últimos temas
» Mis más humildes respetos
Lun Abr 22, 2013 5:07 pm por ÁngelusDrakul

» Un tipo peligroso. -priv Kyoya-
Jue Dic 22, 2011 3:45 am por Dino Cavallone

» Es algo complicado [Priv-59]
Dom Oct 09, 2011 10:48 pm por Yamamoto Takeshi

»  Gwiezdny Krzyk
Dom Sep 04, 2011 5:40 pm por Yamamoto Takeshi

» Ficha de takeshi saburo
Dom Sep 04, 2011 5:37 pm por Yamamoto Takeshi

» ~ Dark City ~ Foro de Rol [ÉLITE]
Dom Sep 04, 2011 5:27 pm por Yamamoto Takeshi

» Sin City -Rol Yaoi-
Dom Sep 04, 2011 5:24 pm por Yamamoto Takeshi

» Instituto Tokubetsu
Dom Sep 04, 2011 5:22 pm por Yamamoto Takeshi

» Academy Himitsu (Rol Yaoi)
Dom Sep 04, 2011 5:21 pm por Yamamoto Takeshi

Foros Hermanos
Foros

Togainu no chi ROL

Derechos de Autor

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Comparte | 
 

 Nâzeh Dahdal Jalaf

Ir abajo 
AutorMensaje
Nâzeh
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 10/04/2011

MensajeTema: Nâzeh Dahdal Jalaf   Lun Abr 11, 2011 10:01 pm

~A Fumador Empedernido, Mariposas de Papel~

♦Apodo:

"Nâ-chan", "Nâ-sama", "Nâze-chan", "Nâce-chan", "Nacer",{By: Nitha(?)} ect. En realidad le da bastante igual la forma en la que le llamen, así que no le molesta ser llamado con ninguna clase de apodo...A menos claro que lo considere demasiado ofensivo a su persona.

♦Nombre:
Nâzeh.
{Pureza, Castidad}

♦Apellido:
Dahdal Jalaf.

♦Edad:
Aparenta unos 22 o 23 años de edad, mientras que realmente lleva viviendo alrededor de 2000.

♦Orientación Sexual:
Bisexual ~ Seme

♦Empleo:
Bailarín Exótico. {Por no decir Stripper.}

♦Raza:
Heliogábalus

♦Descripción Física:
Se trata de un hombre de contextura delgada, más músculos bien marcados y vistosos, aunque nunca en demasía. Nâzeh es un hombre que alardeará de tener su buen metro ochenta y siete {1,87m.} y andará pesando más o menos alrededor de setenta y cinco kilogramos {75kg.}, es portador de una piel morena algo oscura, que deja ver sus ascendencias árabes e hindúes con facilidad, además claro de los notorios rasgos en todo su rostro y su cuerpo en general, sus vestimentas y demás.
Una de las cosas más llamativas que este hombro lleva en su cuerpo, es el hecho de que tanto sus cabellos como sus ojos sean de un rojo carmín bastante exótico, brillantes pero ligeramente opacos a la vez...Algo un tanto difícil de explicar, pero en cualquier caso, este color realza aun más el tono bronceado de su piel y le hace aun más vistoso de lo que ya de por sí es. Sus cabellos son largos, y a medida que se van acercando a las puntas, las cuales llegan a casi tocar las pantorrillas de Nâzeh, el color carmesí de los mismos se va aclarando y aclarando, volviéndose al final de un tono como el fuego mismo, vivaz y sumamente brillante, curioso debido a los pocos toques algo amarillentos de algunas de las finas hebras. Lo lleva generalmente suelto, mostrando el casi exagerado movimiento de su larga melena, y su peinado y corte consiste en dejar algunos mechones considerablemente más cortos que el resto del cabello por su rostro, cual desordenado flequillo que se escapa hasta los costados de la cabeza, y además se destaca también el hecho de que lleve siempre hechas una o dos trenzas a lo largo de la melena.
En su rostro, por otro lado, veremos unos rasgos algo finos, a lo mejor un poquito delicados, pero que muestran a la vez un rostro algo curioso, con su nariz puntiaguda y labios carnosos pero algo finos, sus cejas finitas acompañando a esas ojos de mirada penetrante que siempre deja ver un poco de curiosidad y misterio, pero sin embargo, ya pesar del extraño y quizás algo tétrico color de sus ojos, nunca llega a causar temor en los demás...No mientras el no lo quiera así, al menos, ya que Nâzeh es un hombre que tiene el don de poder expresarse perfectamente con su rostro y su mirada cuando no lo puede hacer con palabras.

Por ultimo, suele vestir con ropas...Algo escasas, más bien es muy de usar telas con diseños curiosos e hindúes o arabescos, algo así como kimonos que, por lo general, gusta de llevar al menos un poco abiertos en la zona del pecho, hasta llegar a mostrar las vendas que generalmente suele usar alrededor de la cintura, más bajo dichas telas y vendas, no suele llevar ropa alguna...Muy de vez en cuando ropa interior. Por otro lado, también gusta de vestir joyas, en su gran mayoría de oro y piedras preciosas, bastante vistosas, en su cuello como collares, en sus orejas como aretes, o en sus muñecas algunas pulseras, también se lo podrá ver con adornos de plumas o algunas cosas de esa índole, clásicas de su cultura y extraña forma de vestir en sí.

♦Descripción Psicológica:
Nâzeh es un hombre que para nada hace honor al significado de su raro pero curioso nombre. Pureza y Castidad, es lo que este significa, y sin embargo...Ni la primera ni la segunda es algo que pueda de ninguna forma aplicarse a este pelirrojo de cabellos sumamente largos y pintas para nada inocentes.
Primero en principal, se debe destacar que Nâzeh no es para nada el tipo de "joven" que se corta con nada, sus pensamientos, creencias, ilusiones o impresiones de alguna cosa u otra no se las guarda pero por nada del mundo, con tal es bastante directo con las personas, si le caes mal...Simplemente le caes mal, no se andará de cínico fingiendo sonrisas con alguien que simplemente no logra ni sacar una minima buena parte de el mismo, y tampoco es como si le molestara decirle a alguien abiertamente "No me agradas, aléjate de mi", pero así también tampoco le es fácil guardarse sus pensamientos positivos para con cualquier persona, sean estos de pura amistad, cariño, o verdadero "amor" y pasión para con alguien. Con tal es un tanto lanzado a la hora de confesar sentimientos, algunas veces lo hace con demasiada antelación y de forma muy poco sutil.
Es también un chico bastante...travieso, que le gusta divertirse y algunas veces a costa de los demás, pero por sobretodo le gusta poner a la gente nerviosa, hacerlos sonrojar hasta las orejas con comentarios o acciones quizás algo pervertidas, y luego poniéndoles en cara el hecho de que hubieran caído ante sus juegos, y muchas veces se hubo ganado puteadas de pies a cabeza por este hecho, aunque al final siempre se termina perdonándole, puesto que con el carisma que lleva encima alguien como Nâzeh, es relativamente imposible estar mucho tiempo enojado con el, quizás debido a que suele derrochar alegría, cariño y amabilidad...Aunque así mismo como derrocha aquello, se le escapa de las manos su propia perversión, y es que este tipo no solamente juega a decir cosas pervertidas y actuar de la misma manera, sino que realmente su mente está un poco...bastante...podrida. Los dobles sentidos no son nada difícil de captar, como así tampoco nada difícil de escucharse salir por entre sus labios, incluso algunas veces ya lo hace de forma inconciente y meramente instintiva.

Pero así como puede ser un gran pervertido a quien le gusta manosear traseros ajenos cada que puede(?), también es, curiosamente, un ser que cree y se mantiene siempre firmemente devoto hacia la religión del Islam. Alá es su único Dios, quien guía toda su vida aun luego de haber sido convertido en lo que ahora es, y nadie podría de ninguna forma hacerle cambiar de religión o creencias.

♦Gustos:
Fumar cigarrillos o habanos, cualquiera sea la marca, aunque le gusta considerablemente más los propios de su querida y extrañada Arabia, pero son pocas las veces que logra conseguirlos en Sacramento, con lo cual se ah tenido que acostumbrar a la nicotina que en dicha ciudad se vende. Adora también exponerse...Es algo que lo tiene muy inculcado a decir verdad, gusta de mostrar su belleza exótica y a lo mejor a veces lo hace pero en demasía, sin embargo a el no le interesa...Y si logra sacarle los colores a más de uno, mejor.

♦Disgustos:
No le agrada para nada que traten de ponerle limites, cualquiera sean los mismos, que le despierten cuando esta teniendo un buen sueño...O en realidad en cualquier momento, le gusta despertarse cuando tenga ganas y no que tengan que andarle levantando, en general suele tener un despertar bastante bueno, pero si se le despierta antes de que el lo quiera así se pasará todo el día con mala cara

♦Historia:
Nacido en la lejana tierra de Arabia, ni bien el sol dejo caer su ultimo rayito sobre la tierra y luego se ocultó del todo, un pequeño criajo de curiosos cabellos, en ese momento, albinos y ojos de tonalidad entre el blanco y el celeste sumamente clarito nació de la mano de la reina que en ese momento impartía la ley junto con su esposo desde el gran palacio con centenares de lujos en una de las ciudades de Arabia.
Fue una gran sorpresa para ambos padres el encontrarse con que su pequeño tenía una cabellera completamente blanca, hasta la más minima hebra de la misma, cuando ellos dos constaban de un cabello más bien carmín opaco, más tirando hacia un castaño algo negruzco, pero sin embargo y aun sabiendo que aquello no debía ser para nada normal en un hombre que debería de ser sano, igualmente cuidaron al pequeño poniendo amor, pasión y el alma en la labor, si Alá les había dado un niño poco común, ¿Quienes eran ellos para rechazar su decisión?. Así pues, criaron a aquel nuevo príncipe de su nación, llamado por ambos reyes como Nâzeh, debido a su cabello blanco que tan solo lograba hacerles pensar en pureza, en alguien sumamente bueno y amable...En alguien que Nâzeh nunca se convirtió, sin duda alguna...O al menos, en parte.
La vida del entonces pequeño príncipe albino iba perfectamente en todos los sentidos, la disfunción del pigmento que debería de dar color a su cabello nunca logró diferenciarle en cuanto a capacidades de ninguna otra persona, únicamente se ganó por un buen tiempo el apodo de "Blanquito", aunque aquello en ningún momento de su infancia ni su adolescencia llegó a molestarle, incluso lo tomó como un apodo cariñoso que incluso sus mismos padres y las sirvientas del palacio llegaron a usar. Con todo, en sí la vida del pequeño príncipe nunca fue la más normal...Más que nada debido a que vivía rodeado de un gran harem de mujeres únicamente por ser el príncipe, mujeres que estaban a su servicio para lo que fuera que a el se le ocurriera...Y claro, con el tiempo y las hormonas que empezaban a acelerarse en su cuerpo al llegar a la adolescencia, el porqué de su perversión actual se ve claramente en las incontables veces que las pertenecientes al pequeño pero vistoso harem del príncipe complacieron sus más curiosos y algo morbosos deseos, solo por ser el un miembro de la realeza.

Todo relativamente bien hasta ahí, sin embargo fue cuando cumplió la mayoría de edad que los problemas empezaron a llegar, no realmente a sus 18 años de edad, sino más bien cuando llegó a los 21, donde el mismo se consideró realmente un hombre hecho y derecho. Su padre resultó enfermo por un cáncer terminal ubicado en sus pulmones, y en aquel momento fue imposible tratar al hombre como se debía por su enfermedad...Con lo cual el cáncer avanzó realmente rápido y pronto, al cabo de unos pocos meses, terminó acabando con la vida del renombrado rey de Arabia. La esposa del susodicho, cayó en una depresión de la cual no le iba a ser nada fácil librarse, en tanto el hijo del difunto y la ahora viuda, tuvo que hacerse cargo desde un principio de todas las tareas que anteriormente pertenecían a su padre, de un momento a otro y sin siquiera haberlo querido, todos dejaron de llamarle "Blanquito", y empezaron a llamarle Malik Nâzeh -Rey Nâzeh-.
Le costó bastante el acostumbrarse a tener que llevar encima d su hombro toda una nación, tener que dar el visto bueno a tantas cosas y a la vez hacer justicia con tantos delitos...Y encima, su madre no fue capaz de salir de su depresión sino al cabo de un año...Pero para ese entonces, las cosas ya estaban un poquito más complicadas, no porque el joven rey no hubiera hecho bien su trabajo, sino porque el nivel de violencia y delincuencia aumentó considerablemente en la nación sin que nada pudiera el joven Nâzeh hacer...Y así, pronto los delincuentes intentaron tomar el palacio real. Un mar de sangre fue lo que dejó el paso de los malintencionados, todo el harem del rey, su madre, toda sirvienta o criado que viviera pacíficamente en el gran palacio...Los animales, tigres, elefantes, cualquiera fuera, todos fueron cruelmente asesinados, a sangre fría...Pero sin embargo, fue Nâzeh el único que más o menos logró aprender a defenderse, tomando entre sus manos las antiguas armas que su padre en un pasado le había enseñado a manejar, espadas curvas que empuñó en contra de los rebeldes, y con las cuales tomó la vida de muchísimos de ellos. Con tanta sangre, sus ropas, su piel...su larguísimo y blanquecino cabello, todo se vio teñido de rojo, hasta el más mínimo rincón de su gran hogar, o de su propio ser, sus ojos inclusive...La sangre la manchaba la visión.

Para cuando todo terminó, el joven rey terminó moribundo junto con los tantos habitantes del palacio, en el medio del gran mar de sangre que aquello se había convertido. Su vista ya era borrosa, los sentidos se le iban apagando con demasiada lentitud, pero con todo su corazón seguía bombeando y latiendo, aunque de forma muy escasa, y cada vez menos rítmica, pero sin embargo, con lo ultimo de conciencia que le quedaba, pudo observar a un ser al que no pudo atribuirle sexo alguno acercarse hacia su persona...Alá, pensó en su momento, Alá que viene a echarme en cara mis pecados y por quien seré llevado al infierno. Pero sin embargo, el supuesto Dios de Nâzeh, lejos de ofrecerle un Edén o un Averno, tan solo preguntó por su nombre completo, y como buen creyente de aquel quien creyó era su Dios, se lo dio sin tener muchos problemas, y finalmente cayó en un sueño, del que creyó no despertaría...
...Pero sin embargo, si que despertó, al día siguiente, en un lugar que no conocía en nada, muy diferente a su palacio, o a Arabia en sí. Aquel ser que le convirtió le explicó lo que era justamente ahora, y le prestó su hogar en una ciudad que denominó Sacramento para que pasara los días allí...Y sin embargo el Master desapareció sin dejar rastro, incluso en la actualidad, Nâzeh no lo ah vuelto a ver. Intrigado por todo, el joven vampiro descubrió que su anteriormente blanco cabello fue realmente teñido del todo por la sangre, al igual que sus ojos, y curioso por conocer un mundo del que nunca había oído, se aseguró de viajar por gran parte del mundo durante todos los años de su existencia, aprendiendo con el paso del tiempo a...Más o menos adaptarse a los cambios de cada época, siendo sus profesiones diferentes y variadas con cada milenio pasado, hasta finalmente llegar al presente, donde se destaca como un bailarín exótico, y vive su vida como si un mañana no hubiera.

♦Datos Extra:
-Cual si fuera parte de su ser, o sus vestimentas, o si como si se tratara de un simple adorno, en todo momento y lugar se asegura de tener consigo una especie de pipa con adornos, extrañamente, siempre acorde con sus vestimentas. Es larga y sumamente refinada, con motivos en dorado que aparenta ser verdadero oro, aunque no es seguro del todo.
-Por lo general se le puede ver con las uñas un poco más largas de lo común, pintadas del mismo rojo que sus cabellos y sus ojos, capaces de rasguñar y desgarrar cualquier superficie, fuertes como las de un felino.
-Tiene una curiosa capacidad de comunicación con las mariposas, y solo las mariposas, las entiende y suele usarlas cuando lo necesita para sus propios fines, incontables son los usos que les puede dar a estos curiosos animalitos, y su imaginación suele ser su única traba.

♦Imágenes:
Nâzeh:
 
_________________________________

♦Nombre del anime/manga/videojuego del que procede:
Dibujo Original. {OC de NekoKirara}
♦Nombre del personaje:
Kavi

ØNo nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, Amén.Ø
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Johnny Rayflo
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 310
Fecha de inscripción : 09/02/2011

MensajeTema: Re: Nâzeh Dahdal Jalaf   Mar Abr 12, 2011 2:53 am

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://vassalord.activoforo.com
 
Nâzeh Dahdal Jalaf
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vassalord :: Creación de Personaje :: Fichas de Personajes-
Cambiar a: