Vassalord
"Bienvenido al foro de rol Vassalord. Diviertete y adentrate en un mundo creyente de la religión e ignorante de los seres de la noche"



Tuyo es el reino, el poder y la gloria por siempre Señor. Amén.
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Temas Importantes
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada

Si deseas comunicarte con la administración, pincha sobre una de las imágenes para enviar un mensaje privado con tus dudas.
Estación del Año
Radio

MusicPlaylist
Music Playlist at MixPod.com
Últimos temas
» Mis más humildes respetos
Lun Abr 22, 2013 5:07 pm por ÁngelusDrakul

» Un tipo peligroso. -priv Kyoya-
Jue Dic 22, 2011 3:45 am por Dino Cavallone

» Es algo complicado [Priv-59]
Dom Oct 09, 2011 10:48 pm por Yamamoto Takeshi

»  Gwiezdny Krzyk
Dom Sep 04, 2011 5:40 pm por Yamamoto Takeshi

» Ficha de takeshi saburo
Dom Sep 04, 2011 5:37 pm por Yamamoto Takeshi

» ~ Dark City ~ Foro de Rol [ÉLITE]
Dom Sep 04, 2011 5:27 pm por Yamamoto Takeshi

» Sin City -Rol Yaoi-
Dom Sep 04, 2011 5:24 pm por Yamamoto Takeshi

» Instituto Tokubetsu
Dom Sep 04, 2011 5:22 pm por Yamamoto Takeshi

» Academy Himitsu (Rol Yaoi)
Dom Sep 04, 2011 5:21 pm por Yamamoto Takeshi

Foros Hermanos
Foros

Togainu no chi ROL

Derechos de Autor

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Comparte | 
 

 My destiny, yours probably

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Saeko
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: My destiny, yours probably   Mar Mar 08, 2011 11:26 pm

Aquella ciudad se le hacia peculiarmente familiar, desconocía el motivo de tal sensación, pero ahí estaba aquel curioso sentimiento “Tal vez ya estuve aquí antes, he vivido tanto que ya ni recuerdo” sus cabellos se abrían en abanico con cada soplo de brisa que rodeaba su cuerpo, era algo agradable, o al menos así recordaba que debía sentirse. Negó con la cabeza suavemente esperando apartar de esa manera aquellos desempolvados recuerdos que su mente se resistía a olvidar, el comienzo de la noche era siempre hermoso, una de las pocas cosas que solía disfrutar sin importar donde estuviese.

Sus paso eran largos, pero relajados, no tenia un motivo para acelerarse, sus piel despedía un sutil brillo inhumano que solo los de su misma especie o humanos entrenados podían notar, llevaba puesto un pantalón negro, ajustado a la cadera, unas botas largas de cuero, en la parte superior una escotada blusa que parecía fundirse con su cuerpo, el cabello lo llevaba recogido en una coleta y sobre sus ojos unos oscuros anteojos que parecían estar de más en esa hora. Tanto hombres como mujeres le miraban atraídos por ese serio semblante, en aquel cuerpo llamativo desde siempre, preguntándose como serian sus ojos, fantaseando seguramente si percatarse siquiera de la situación, los humanos a veces le resultaban molestos, pero aun así no le agradaba nada dañarlos, no era su “estilo” por así decirlo.

Iba tan concentrada en sus propios pensamientos que se sorprendió ligeramente al ver a un hombre salir corriendo de un callejón, pocas veces había visto tanto horror en una expresión, sospechando un poco de que se trataba y sospesando un poco la situación se adentro en aquel algo estrecho, sucio, maloliente y oscuro callejón. Un fuerte, penetrante y asqueroso olor a muerte inundo su olfato el que se resistía a soportar aquel hedor por mucho tiempo, abrió la boca y la cerro, el lugar estaba oscuro pero a pesar de eso, ella podía ver perfectamente bien, por ejemplo podía decir exactamente las vulgaridades que los ebrios escribían en las paredes, los fluidos de encuentros sexuales que permanecían como memorias en el suelo y salpicado allí, y próximo al fondo del lugar el cuerpo de una doncella yacía en una posición macabra, algún vampiro con demasiado apetito le había atacado, o quizás solo era algún juego, no podía estar segura de las razones, se agacho para mirar el rostro de la joven, largas pestañas, una pequeña y carnosa boca, cabellos ondulados de un castaño con reflejos miel, que le sentaba de forma encantadora, incluso después de su muerte.

Acaricio una de sus mejillas y le tomo entre sus brazos para sentarla y que de esa forma su espalda quedase apoyada en la pared, junto sus piernas y paso uno de los mechones de su suave cabello detrás de una de sus orejas- Solo fue mala suerte… -murmuro seria pero con voz en una entonación sutil de ternura, o quizás de simple lastima. Su cuerpo se tenso cuando unas voces se escucharon aproximarse, esas personas habían llamado a la policía, ahora que estaba junto a ella, tendría que aparentar un poco, no tenia una respuesta lógica si le preguntaban la razón de su estadía junto al cadáver, al menos le quedaba esperar que no se percataran en su antinatural presencia, aunque de una manera arrogante pensó que no seria demasiado difícil salir de ese problema, una voz suave e inocente, junto a sus atributos, seguro bastarían para librarse de cualquier situación.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hana
Policía
Policía
avatar

Mensajes : 5
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: My destiny, yours probably   Miér Mar 09, 2011 12:10 am

Ya estaban allí, la llamada los había alertado con tiempo. Solo con un testimonio de movimiento sospechoso bastaba para ponerlos en marcha, pues en esa ciudad los vampiros no estaban atraídos por las normas comunes para los civiles. En la comisaría no se armó ningún revuelo, era normal este tipo de situación, por ello los agentes más cualificados salían para enfrentarse a posibles bestias, no siempre salían ganando, pero últimamente estaban aprendiendo de sus técnicas y eso les ayudaba muchísimo a poder arrestarlos y exigirles la ley. Iban esta vez dos hombres, eran fuertes y severos, quizás los más estrictos del lugar, su coche no estaba llamando la atención, no querían ahuyentar al que hubiera podido organizar el crimen. En un principio bajaron del auto y se dirigieron a la estación de autobuses, allí les había citado la persona anónima que demandaba el jaleo. Apenas era una mujer de cuarenta y ocho años, se veía un poco asustada y temblorosa, por eso fueron amables y correctos a la hora de presentarse, para no ocasionarla ningún problema. ‘’ Yo lo vi ‘’ Decía ella muy bajito, una vez estuvieron apartados de las personas, para tener un ambiente más intimo. ‘’Desde mi casa pude comprobar un enorme jaleo, dos hombres discutían y había una niña que fue arrastrada de pronto por un ser demasiado rápido para ser humano’’ Así que se trataba de un vampiro como sospechaban, su compañero se tensó, impacientándose, y era normal, pues quizás aún estuvieran a tiempo de salvar o rescatar al civil inocente. ‘’ Por favor díganos la dirección cuanto antes ‘’ –Los nervios eran comunes, por eso no se preocupó cuando la chica entrada en años procuraba no tiritar a la hora se señalar el lugar en el que lo vio desaparecer. ‘’ La sexta boca calle, allí hay un callejón, ya no se más ‘’ –su voz era temblorosa, por eso quiso tranquilizarla en su medida ofreciéndola una sonrisa apacible. ‘’ Muchas gracias, ya puede usted marcharse’’ – Un vez vieron a la chica entrar en casa se pusieron manos a la obra, casi corriendo al lugar señalado. Enseguida cogió la pistola, no serviría de mucho, pero podía darles tiempo, también preparó la placa, y como su compañero, ahogado, giró justo en el lugar contemplando la escena con el corazón acelerado.

Era bella, muy bella. Terriblemente devastadora pero hermosa. En aquel oscuro lugar, lleno de basura y restos putrefactos de comida se hallaba la figura de una joven dama sentada, con el cuerpo de otra, que por desgracia ya no contenía vida. El shock fue para ambos, pues tal imagen no pudo ser esperada, ojos azules, cabellos largos y sedosos, propios de una modelo, una mirada tan penetrante que heló su sangre, que los dejó boquiabiertos. Si no hubiera sido por el pequeño detalle de la chica que había postrada en su regazo, no hubieran podido actuar. Era como una muñeca rota, completamente chupada por la extracción del líquido que le permitía vivir, una fuerte marca en su cuello, morada, lo peor era que esa muchacha aparentaba ser demasiado joven. ¿Dieciséis años? ¿Quién era capaz de arrebatar su vida alguien tan joven? Solo un monstruo, de eso no había duda. Por ello sus músculos se tensaron en demasía. No tardó en pulsar un pequeño busca para alertar a los demás, por si había problemas, el callejón estaba cerrado, y ahora solo quedaban ellos, y los ayudantes, que darían caza a esa mujer.

-Aléjate del cuerpo y póstrate contra el suelo. –Ordenó sacando la pistola, que no dudaría en utilizar para disparar a su cabeza si no obedecía. – Serás llevada a comisaría, donde te mantendremos en vigilancia, por estar cerca del cadáver eres sospechosa hasta que se demuestre tu inocencia. –Las palabras clave, no hizo falta mucho más, pues sus aliados llegaron enseguida, poniendo el coche en la salida para que así, ella entrara esposada a la parte de atrás. No había solución ni escapatoria por ahora. Sabían que era un vampiro, por eso, de golpe el que estaba a su lado, sin esperar una respuesta o acción de la otra, disparó su carga. El sonido fue ensordecedor, y ese dardo cargado atravesó de lleno el pecho de la mujer, como si se tratase de una flecha. Algo habían aprendido, que la única solución, era administrarles una droga para adormecerlos y limitar su sistema locomotor. Le hubiera gustado ver una reacción, pero antes de eso, la joven, se desplomó contra el duro y sucio suelo casi como si se tratase de un muñeco inerte. Peligrosa, hermosa, esa era el criminal que habían capturado, para el interrogatorio no podrían valer hombres. Por un momento sonrió, sería Hana la que se encargara, pues era la única con suficiente confianza para administrarle el trabajo.
Lo demás fue veloz, tomar a la chica, separar su cuerpo del cadáver, meterla en el auto y llevársela, su compañero se marchó, pero él se quedó en el lugar para esperar la recogida de pruebas. También salvaguardó el cadáver, y decidió buscar en ella algún contacto, tendría que dar una mala noticia a unos padres que seguramente estarían preocupados por que su hija no había vuelto a casa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Saeko
Heliogábalus
Heliogábalus
avatar

Mensajes : 6
Fecha de inscripción : 08/03/2011

MensajeTema: Re: My destiny, yours probably   Miér Mar 23, 2011 7:12 pm

Pudo escuchar esos pasos alborotadores aproximarse ante el murmullo de un puñado de personas que parecían incapaces de resistir la curiosidad que emanaba de sus más profundas necesidades, sonrío de medio lado algo prepotente al pensar en que insignificantes eran todos ellos. Una voz cargada de autoridad se dirigió a ella ordenándole que se postrara en el suelo, era obvio que no haría algo tan estúpido como eso, sus ojos se fijaron en una delgada y para ella menuda figura que se aproximaba de manera cautelosa las cosas eran más que convenientes para ellos, tenían una victima y una posible culpable, pero las cosas no eran de ese modo, cuando la revisaran podrían percatarse que la chica llevaba varias horas muerta en ese lugar.

Un vampiro de su clase jamás mataba a un humano, ni siquiera era necesario para ellos beber directamente de sus presas, pero no era llegar y hablar sobre eso con los humanos, menos con esa policía que le miraba de aquella manera, sin duda tenía una mirada atrayente, perfectamente bien podría convertirse en murciélagos y desaparecer. Pero le pareció más divertido quedarse en el lugar para ver que seguiría siempre que quisiera se libraría de ellos, se quedo quieta sintiendo como aquello impactaba su pecho, era un dolor mínimo, sus sentidos se adormilaron un poco pero no lo hicieron del todo.

El impacto de su cuerpo con el suelo fue de lleno, pero al menos ninguna cicatriz quedaría en su rostro, por un momento se pregunto que harían con ella era divertido pensar que los humanos cada vez se las ingeniaban mejor para mantenerles a un margen, pero que jamás podrían hacerlo del todo porque no tenían la fuerza suficiente y mucho menos la moral. No supo cuanto tiempo pasó pero al abrir los ojos se encontraba en un pequeño lugar, estaba recostada en una diminuta cama y su katana no estaba atada a su cinto, esto le hizo arrugar el ceño bastante fastidiada, no era costumbre suya alejarse demasiado de aquella valiosa pertenencia, removió sus cabellos ordenándolos en aquella coleta alta que solía portar dándole una apariencia altiva y extremadamente elegante. Miro a su alrededor encontrándose con un hombre que le miraba fijamente de forma algo libidinosa, aquella mirada le produjo algo de repulsión pero no dijo nada, se levanto de la cama provocando que su busto se meciera con ese movimiento repentino- ¿Qué miras humano pervertido? –pregunto con un tono irritado de voz.

La única razón por la que se había dejado capturar era sencilla, la mirada de aquella policía que le había intrigado de buena manera, pero no la vio allí, no creía que los humanos fuesen tan estúpidos para dejarle allí con ese hombre pervertido que claramente no se resistiría mucho si en un caso intentara seducirlo, pero eso no sucedería porque le daba asco, sin contar que los hombres no eran cosa suya, volvió a sentarse en ese incomodo lugar observando su alrededor, no le resultaría complicado escapar pero ya que estaba jugando el juego de ser prisionera esperaría un tiempo más. Si le daban la oportunidad podía llamar a uno de sus abogados, para ver si comprenderían con quien estaban involucrándose con la dueña de una de las más poderosas mafias del país con una data aun más antigua que su propia edad. Llevo su cuerpo hacía atrás y cruzo las piernas bajo la atenta mirada de ese asqueroso hombre, que se aproximo a las rejas con un extraño brillo en la mirada.

¿Qué pretendía hacer? Le miro detenidamente ese hombre tendría aproximadamente unos cuarenta y dos años de edad, algunas hebras de plata se mezclaban con sus negros cabellos, la piel estaba ligeramente bronceada y sus ojos eran de un marrón oscuro que en ese momento tenían un frío brillo de lujuria sesgado e intentando cubrirlo, parecía nervioso y ansioso, tal vez acostumbrado a hacer lo que pretendía en ese momento, pero que absurdo le pareció ¿Pensaba violarle? Tan solo esa idea le pareció graciosa, un humano intentando pasarse de listo ¿Dónde estaba esa linda policía que supuso se encargaría del caso?

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: My destiny, yours probably   

Volver arriba Ir abajo
 
My destiny, yours probably
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [X360][XOne][PS3][PS4] Noticias sobre "Destiny"
» Regalo de un arma única a un usuario de Destiny
» Guia: Contrato de armas excepcionales
» Temporalidad de los Eventos Opcionales
» Páginas de interés de Destiny

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Vassalord :: Ciudad "Sacramento" :: Calles-
Cambiar a: